SANDRA GONZÁLEZ @sandragonzalezc
7 de julio de 2015 / 04:00 p.m.

Monterrey.- El gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón, advirtió a los empresarios que planean invertir en el proyecto hidráulico Monterrey VI a que no lo hagan, pues una vez que tome el poder lo detendrá.

Previo a la reunión de transición con Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, ofreció una entrevista en donde dijo que la postura del nuevo gobierno es que la obra pare mientras genere polémica y hasta que se disipen todas las dudas.

“No soy gobernador todavía, no tengo autoridad para hacer cosas, sigo siendo gobernador electo, sigo siendo un ciudadano, con el cargo pero todavía no ocupo el poder.

Ahorita yo sugerí pidiéndoles a los empresarios que ganaron el concurso que no inviertan ahorita más dinero, no vaya a ser que lo paremos”, señaló.

Pese a ello, sí la obra avanza por los contratos establecidos buscarán detenerlo una vez que lleguen a la administración.

“Ellos pueden alegar lo que quieran, el Estado tiene posibilidades de alegar cosas, las cosas mal hechas tienen un costo y cuando están mal hechas es corrupción y la corrupción es un delito. No vamos a hacer nada que polemice”, advirtió.

El gobernador electo asignó a Enrique Torres y a Fernando Elizondo Barragán recopilar la información técnica y financiera respectivamente para tomar una decisión definitiva sobre el proyecto.

Monterrey VI busca traer agua del río Pánuco en Veracruz a Nuevo León para uso industrial y doméstico. Asociaciones civiles ambientalistas, políticos y actores sociales se han mostrado en contra al relacionarlo con la perforación de pozos para la extracción de gas shale.