11 de septiembre de 2014 / 11:50 p.m.

MONTERREY.- Como “un nuevo holocausto",  calificó el embajador de Palestina en México, Munjed M.S. Saleh, a la ofensiva de 51 días en la Franja de Gaza la cual dejó un saldo de 2 mil 200 personas palestinos muertos y 44 israelíes.

Un total de 40 mil casas destruidas, 25 mezquitas y 3 iglesias cristianas reducidas a escombros fueron el saldo de los ataques de Israel en un área de 360 kilómetros cuadrados, en una de las zonas con mayor densidad del planeta. M.S. Saleh aseguró que la reconstrucción tendrá un costo de 8 mil millones de dólares.

El diplomático se refirió también a la firma de los acuerdos de Oslo en 1993 entre la Organización para la Liberación Palestina de Yasir Arafat y el gobierno de Israel, que pareció poner fin al conflicto palestino-israelí, sin embargo, afirmó que las hostilidades se han mantenido constantes en estos últimos 21 años.

De visita en la ciudad de Monterrey, el embajador también recordó el hecho que la resolución 181 del año de 1947 de la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció la partición de Palestina en un Estado árabe y otro judío y enfatizó que ese territorio el cual debería ser en proporción igual para ambos estados en la actualidad pertenece en un 78% para Israel y en un 22% para Palestina.

El embajador Munjed M.S. Saleh, dijo que adicionalmente a los 2 mil 200 civiles muertos en los 51 días de ofensiva dejaron a 11 mil heridos, de los cuales 4 mil son niños. De los menores aseguró que alrededor de mil 500 padecerán secuelas durante el resto de su vida al sufrir diversas discapacidades.

Foto: Manuel González

MANUEL GONZÁLEZ