EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ
12 de abril de 2016 / 06:43 a.m.

Monterrey.- Sesenta mil personas que residen en Nuevo León aún son analfabetas, aunque una mayoría corresponde a población migrante del interior del país que vinieron a vivir a la entidad.

Tras firmar un convenio de colaboración de la Secretaría de Educación y el Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA), Manuel González, secretario general de Gobierno, informó que el índice es el más bajo del país y está en estándares similares a los de países como Suiza.

El funcionario estatal indicó que al estado llegan cada año "todo un Linares", es decir, 70 mil personas para quedarse.

"Buscamos atender a 1.6 por ciento de ciudadanos que viven en Nuevo León que son todavía analfabetas.

"Quisiera precisar que son población migrante del interior del país que llega a Monterrey para vivir el sueño mexicano, y para precisar que cada año llegan al área metropolitana un Linares, unas 70 mil personas", señaló González.

Además, este convenio permite abordar a 270 mil ciudadanos que no han terminado la primaria y 560 mil no han finalizado la secundaria.

"Los índices de analfabetización son números similares a los mejores del mundo, en Suiza o en Europa, y repito, ese 1.6 que significan 60 mil personas son migrantes del interior del país, sin embargo, esa parte también se va a atacar.

"Se atienden a 36 mil ciudadanos cada año entre los que faltan de terminar primaria, secundaria o analfabetas, y la meta es atender a 60 mil, es el menor índice de analfabetismo del país", apuntó González.

El convenio de colaboración firmado con el INEA permitirá que las personas con estudios de educación básica inconclusos puedan acceder a mejores oportunidades, según informó la Secretaría de Educación.

Esthela Gutiérrez, titular de la dependencia estatal, mencionó que a través de este programa la Secretaría busca abatir el rezago educativo y mejorar las condiciones de vida, salud y empleo de los ciudadanos.

"Hoy estamos trabajando en diversas líneas de acción para hacerla más equitativa, más pertinente y con apego a las necesidades de una sociedad que cada día crece", expresó la funcionaria estatal.

"La educación nos permite alcanzar metas y competir con éxito en cualquiera de los ámbitos de desarrollo.

"Nos ofrece también la oportunidad de transformar el proyecto de vida para hacerlo más idóneo a las necesidades que se van presentando con el tiempo y las nuevas demandas sociales", dijo Gutiérrez.

Durante el evento también se entregaron constancias de estudios de primaria, en el marco de la campaña Nación.