GUADALUPE SÁNCHEZ
24 de agosto de 2015 / 06:34 p.m.

Monterrey.- Nuevo León, la capital nacional del consumo de comida rápida, enfrenta el reto de una población infantil con obesidad.

El 40 por ciento de los niños en edad escolar de 5 a 11 años, padecen lo que los doctores han llamado una epidemia provocada por la mala alimentación y poca actividad física.

“Ya somos el primer lugar mundial en obesidad desafortunadamente, tenemos que un 75 por ciento de la población a nivel nacional tienen sobrepeso o tiene obesidad, sin ir más lejos, aquí en el estado de Nuevo León un millón de personas padecen de obesidad”, dijo el jefe de Medicina Interna del Hospital Universitario, Dionicio Galarza.

Esto pese a que se han implementado estrategias a nivel federal y local para reducir la cifra, y tal parece que el incremento en el costo de la comida rápida tampoco hizo efecto en el consumo.

“Niños en edad escolar entre 5 y 11 años es el 40 por ciento de los niños, lo que representa 250 mil niños obesos”, indicó Galarza.

Los especialistas señalaron que es el peor mal además de la inseguridad que afecta de forma preocupante a la población, pues con la obesidad se reduce la esperanza y calidad de vida de las nuevas generaciones.

Para evitarlo, insistieron en educar a los menores en una alimentación balanceada que no esté basada en la ingesta de carbohidratos.

“(Esto) empieza con la atención de los padres a la calidad del alimento que estamos entregando a nuestras familias”, aseguró Homero Yáñez Terreros, Profesor de Medicina Interna en el hospital.

El carbohidrato sin duda sabe bien y es necesario, pero si se consumen en exceso puede detonar el sobre peso y las enfermedades derivadas como la diabetes y la hipertensión.

De acuerdo con los médicos, no basta con la alimentación, por lo que recomendaron que se practiquen al menos 20 minutos de ejercicio al día cinco veces a la semana.