21 de noviembre de 2014 / 10:08 p.m.

Monterrey.- Nuevo León se convirtió en el décimo estado en adherirse al Pacto para Introducir la Perspectiva de Género en los Órganos de Impartición de Justicia, con el que espera fijar las bases que impidan la desigualdad, hostigamiento sexual y discriminación contra las mujeres.

En un evento presidido por la magistrada de la Suprema Corte de Justicia, Olga María Sánchez Cordero, y el Gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, los representantes de instituciones del Poder Judicial, sector laboral, firmaron el acuerdo.

Esto forma parte de los tratados internacionales a los cuales México está adherido, explicó la magistrada, y va encaminada a mejorar los procesos internos de las instituciones, pero también una visión de mayor equidad en la procuración de justicia hacia las víctimas.

“Quienes luchan por este propósito o luchamos por este propósito quisiéramos que fuera más rápido, pero no debemos dejar de reconocer que esto ha venido sucediendo en el país y que cada vez más son los pronunciamientos, cada vez más son las legislaciones, cada vez más son los acuerdos políticos y las decisiones ejecutivas que se toman para poder llevar a cabo este ejercicio de igualdad y de equidad de género” enfatizó Medina de la Cruz.

Esto obliga a los órganos encargados de la procuración de justicia a Juzgar con una perspectiva de género, que permita enfocar especialmente algunos casos, y a institucionalizar la igualdad en todos sus aspectos.

Otro punto es que se promoverá el ejercicio compartido de las responsabilidades familiares, cuando ambos padres de familia trabajan fuera de casa, y la flexibilidad en la jornada laboral.