GUADALUPE SÁNCHEZ
14 de marzo de 2016 / 09:24 p.m.

Monterrey.- Con la implementación del Nuevo Sistema Penal Federal que entró en vigor en los primeros minutos del 29 de febrero de este 2016, tanto en Nuevo León como en otros 7 estados del país, las autoridades garantizaron el principio de presunción de inocencia y el respeto de los Derechos Humanos.

Sin embargo, también ha levantado polémica, ya que algunos delincuentes quedan en libertad, incluso aquellos que estaban confesos por delitos federales como secuestro y homicidio, debido a fallas en el debido proceso. Uno de los casos que levantó más ámpula fue la liberación del presunto secuestrador y asesino de un empresario de San Pedro.

Al respecto, el alcalde Mauricio Fernández cuestionó el trabajo de los jueces y señaló que el nuevo sistema penal favorece a los delincuentes.

“Es lo que están haciendo los jueces, favoreciendo a los delincuentes, poniendo a todo mundo libre.

“Como que parece que están coludidos con el crimen organizado o están defendiendo los intereses de los malos, no de los buenos”, comentó Mauricio Fernández.

Esta opinión es compartida por el alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes Solís, que también ha expresado su inconformidad por las liberaciones de delincuentes del fuero común.

"Son más de 100 los que hemos aprendido en lo que va de la administración y que tienen muchos antecedentes de reincidencia”, dijo Víctor Fuentes.

En este municipio se lleva un registro de cuántas veces ha sido detenido el mismo delincuente y bajo qué cargos. De acuerdo a información proporcionada se destacan algunos casos.

Aldo de Jesús menor de edad detenido en 10 ocasiones por robo desde Abril del 2014 a enero del 2016 Osvaldo Julián Ramírez Desde detención 25 de Abril de 2014 se le reconocen 36 robos a comercios y tiendas de conveniencia.

De acuerdo a la autoridad municipal estos han sido puestos a disposición del Ministerio Público, pero a las pocas horas han recuperado su libertad, debido a irregularidades en las detenciones y al momento de ser presentados ante el juez calificador. Especialistas del Nuevo Código de Procedimientos Penales pusieron el dedo en la llaga al exhibir la falta de profesionalización de los policías o investigadores que incurren en fallas dentro del proceso y que tienen como resultado la liberación de los delincuentes.