SANDRA GONZÁLEZ | @sandragonzalezc
21 de noviembre de 2016 / 08:21 a.m.

MONTERREY.- En el proyecto de presupuesto 2017 nadie se escapa, pues contempla nuevos cobros en materia ambiental y de protección animal, que incrementos en algunos impuestos ya existentes del área turística y laboral.

Amantes y protectores de los animales, prepárense pues el Estado entrará a inspeccionar, regular y certificar a: Asociaciones protectoras de animales, Individuos, ONG, profesionales dedicados al bienestar animal, establecimientos de crianza o venta de animales, entrenadores, expositores, competencias y veterinarias

Bajo la premisa de la entrada en vigor de la Ley de Protección Ambiental, el Estado argumentó que requieren personal e infraestructura para estas acciones por lo que se establecieron diferentes cuotas.

Certificado de Bienestar Animal 6 mil  573 pesos.
Certificado de Sustentabilidad Animal 10 mil 956 pesos.
Ingreso al registro de asociación 4 mil 747 pesos
Registro estatal para crianza o venta 10 mil 956 pesos.  
Expo competencias y lugares de adiestramiento 9 mil 933 pesos.
Registro de veterinarias 2 mil 921 pesos.
Registro de limpieza o guardería 9 mil 933 pesos.
Certificado procedencia para venta 438 pesos.

Aunado a otros 32 nuevos derechos relacionados con prestadores de servicios ambientales.

Pero esto no es todo... Ya que si usted es de los que acostumbra reservar hoteles a través de páginas de internet o aplicaciones de dispositivos móviles a fin de conseguir ofertas, el próximo año le podrían incrementar la tarifa ya que el Gobierno del Estado pretende cobrarles a estos intermediarios o prestadores de los servicios de hospedaje. Además, el gravamen se incrementará en forma general de un 2 al 3 por ciento.

El Gobierno justificó esta iniciativa al señalar que se abrió un nuevo mercado en el cual se ofertan cuartos en viviendas y restan clientela a los establecimientos tradicionales.

Por otra parte, el Estado pretende meter en regla a las empresas que evaden el Impuesto Sobre la Nómina con el esquema de contratación denominada "outsorcing" o subcontratación de personal.

Estos también tendrán una retención del tres por ciento sobre el monto de las remuneraciones al trabajo personal realizado.

Dentro de este mismo impuesto, se depurará la lista de las Instituciones de Beneficencia Privada que están exentas del pago tributario.