1 de enero de 2015 / 10:47 p.m.

Monterrey.- Ante la denuncia de los regidores priistas de que el paso a desnivel de la avenida Paseo de los Leones y Sevilla presenta fallas notorias, el municipio de Monterrey respondió que la obra no será recibida hasta que el constructor la entregue terminada al 100% y sin defectos, lo cual ocurrirá en enero.

Norma Paola Mata Esparza, encargada del despacho de la alcaldía de Monterrey, comentó que no se pagará un peso de esta obra hasta que no esté completa y a satisfacción del ciudadano.

"Nosotros seguimos en la misma directriz que habíamos comentado, no se ha entregado la obra formalmente, el municipio no ha puesto un peso, no ha pagado un peso hasta que no esté al 100 por ciento; esa obra tiene que quedar como debe, 100%, tiene que tener la satisfacción del ciudadano y el municipio está vigilante de que se haga eso", dijo.

¿Va a quedar bien?

"Claro, por supuesto, como debe ser".

La versión de la edil deriva de una manifestación de los regidores priistas, luego de que éstos acudieran ayer a la parte baja del paso deprimido, donde colocaron una placa en la pared declarando a esta construcción como "un monumento a la corrupción".

Los ediles denuncian que, además, continúan sin recibir la información sobre los pormenores de esta obra por parte del secretario de Obras Públicas de Monterrey, Alberto Medrano, ya que los remitió a un Comité de Análisis y Evaluación de Proyectos de Asociación Público-Privada, para que sea ese organismo el que les informe.

"Se está vigilando para que se hagan los cuidados necesarios, Obras del municipio está ahí al pendiente, Protección Civil, todas las herramientas que tiene el municipio en cuestiones de seguridad y de protección al ciudadano lo estamos viendo, no hay ese tipo de riesgo.

"Por eso reitero, esta es una responsabilidad que tiene el constructor, que tiene el desarrollador y ellos tendrán que cumplir como tal las cuestiones que vienen en el contrato y todas las situaciones legales", declaró.

Por su parte, el secretario del Ayuntamiento, Jesús Hurtado Rodríguez, comentó que las paredes del paso a desnivel se elaboraron mediante un sistema de colado en el sitio, es decir, a diferencia del paso a desnivel de Lázaro Cárdenas, a la altura de Mederos, donde las paredes cedieron con el agua, el derrumbe sucedió porque se trata de la instalación de lozas prefabricadas.

"Lo que es importante es que no está inaugurada la obra, no se ha recibido formalmente por parte del constructor, simplemente se agilizó la vialidad para beneficio de los transeúntes, y en ese sentido todavía estamos esperando que el constructor la entregue formalmente al municipio esta obra, lo cual quiere decir que como no está terminada, todavía puede presentar algún tipo de escurrimientos, pero hasta que no esté terminada es que el municipio la recibirá con entera satisfacción", declaró.

FOTO: Carlos Rangel

RICARDO ALANÍS / MILENIO DIGITAL