ERIK SOLHEIM ROCHA
8 de octubre de 2016 / 03:42 p.m.

MONTERREY.- Las obras para regresar las canchas al Río Santa Catarina podrían iniciar en tres o cuatro semanas, una vez que la Comisión Nacional del Agua entregue el permiso por escrito al Gobierno de Nuevo León.

El director del Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte, Raúl González, detalló que las 23 canchas podrían quedar listas este mismo año ya que no se contempla infraestructura muy ostentosa como gradas y pasto sintético.

"Adaptar espacios aprovechables dentro del río en favor del deporte es rentable, es válido, aunque ocasionalmente tenga que volverse a hacer".

“Implementar estos espacios desde la avenida Zaragoza hasta Venustiano Carranza".

“Lo que nos retrasó fue precisamente el permiso pero yo creo que ya en las próximas semanas quedará todo concretado y se arrancarán yo creo que en 3 o 4 semanas iniciarán los trabajos".

"En un principio están considerados alrededor de 23 espacios y esperemos que las condiciones nos permitan ir avanzando con otras etapas".

Futbol 7; futbol 11; sóftbol y béisbol serán algunas de las disciplinas que se podrán practicar, en espacios que requerirán alumbrado público, estacionamientos y obras aledañas para canalizar el agua del río.

"Nada de pasto sintético, no podemos pensar en una infraestructura de gradas y eso pero si las cuestiones elementales un buen terreno".

"No podemos generar infraestructura porque finalmente eso se considera un obstáculo cuando llegan las avenidas de agua".

“Considerar estacionamientos muy rústico, algo de alumbrado, básicamente para duplicar el aprovechamiento, difícilmente haríamos inversiones que vayan en contra de lo comprometido con la CNA".

El funcionario insistió en que todas las actividades deportivas en el Río Santa Catarina serán gratuitas.

“No es con fines de lucro lo digo claramente es un fin social, el objetivo es brindar oportunidades de deporte, de práctica de la actividad física para todas las colonias que están en la loma larga".

En el 2010, a causa del huracán Alex, más de cien espacios deportivos que operaban en el lecho del Río Santa Catarina fueron arrastrados por la corriente. Seis años después, dichas áreas podrían regresar.