guadalupe sánchez
13 de julio de 2015 / 07:38 p.m.

Monterrey.- Las obras de la Línea 3 del metro no sólo han ocasionado pérdidas económicas a los negocios de la avenida Felix U. Gómez, ya que vecinos de la zona aseguran que los robos son constantes.

El poco tránsito de los peatones por la presencia de la maquinaria también ha relajado la presencia de la policía, además de fallas en el alumbrado.

De acuerdo al testimonio de los vecinos, se ha convertido en una 'cueva de lobos'  y un 'cementerio del comercio'.

Una de las vecinas y de las pocas clientas de una estética, Rocío Santiago González declaró su preocupación por una ola de robos.

“Sí, vivo aquí en Pedro Noriega, de hecho tenemos el problema de que no hay luz en las noches, y ha habido mucho robos.

“Vecinos han escuchado que en las noches andan arriba de la azotea”, informó.

El golpe económico ha reducido las ganancias hasta en un 70 por ciento, quedando solo lo suficiente para que los negocios sigan con puertas abiertas pero con mínimas ventas.

“Bastante preocupados, la ventas han bajado exageradamente y solamente estamos aquí para mantener el nombre del negocio”, dijo la propietaria de una taquería.

La economía de los comerciantes no establecidos como los tacos de las esquinas, dicen que también ha ido a la baja, por lo que esperan que una vez que la línea 3 empiece a funcionar, se mejore la situación.

Mientras tanto como aún faltan meses para que eso suceda, esperan apoyo del próximo gobernador.

“Estábamos esperando que para mayo, luego que para agosto, y luego que para septiembre y ahorita nos confirman que para el 2016. Espero que el nuevo gobierno nos apoye como el que estaba, con alguna cantidad esporádica que nos daban cada dos meses, no era mucho pero nos ayudaba a soportar”, dijo la propietaria de una estética.

La esperanza que tienen es que se llegue la fecha señalada y que no se posponga más la obra para que se reactive la economía de la zona.