FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
15 de diciembre de 2016 / 10:20 p.m.

MONTERREY.- El 2016 ha sido un año en que los asaltos a bancos se volvieron prácticamente el 'pan de cada día'.

Con 46 atracos a diversas instituciones bancarias en toda la zona metropolitana, en promedio se dio uno cada 8 días, una cifra que no se repite en los anuales de la historia de Monterrey, ni en las estadísticas criminales del Estado.

En la última década, sólo en 2008 con 72 asaltos bancarios, y en el 2012, con 47, se había tenido la cifra que hoy se maneja.

El primer asalto bancario del año se dio el 6 de enero en la sucursal Banorte en la colonia La Fuente, en Guadalupe, de donde se llevaron 230 pesos. Posteriormente habría tres asaltos más para llegar a cuatro, todos a la misma institución bancaria.

Febrero repetiría con cuatro atracos más, dos sucursales Banorte, uno a Banamex y otro a Scoatiabank, en Cadereyta. El más cuantioso fue de 87 mil pesos, aunque en dos no se informó el monto de lo robado.

Marzo registró ocho asaltos bancarios, pues el mismo día primero los delincuentes llegaron a la Sucrusal Banorte de la colonia Adolfo Prieto, de donde se llevaron un botín de monto desconocido.

El resto del mes se fueron dando otros, la mitad en San Nicolás, y prácticamente todo en la zona norte del área metropolitana. El monto más alto que se reportó, fue de 20 mil pesos.

Ya en abril, bajaron los asaltos bancarios, pues sólo se cometieron tres, y se diversificó el área, pues uno fue en la colonia Modera, otro en Santa Catarina y el último en García.

En Mayo se registró un repunte con siete robos en diversos bancos, y por primera vez los delincuentes atacaron fuera de la zona metropolitana, pues una instituición localizada en Salinas Victoria fue atracada. Entre los afectados estuvo el alcalde de Higueras, que en esos momentos realizaba un trámite bancario.

Durante junio los asaltabancos se concentraron otra vez en la zona urbana, principalmente en Monterrey, y al final del mes se registraron solamente cuatro robos con violencia en bancos.

En el segundo semestre del año parece que los delincuentes perdieron interés en los bancos.

Julio fue un mes de poca actividad. Sólo se dieron dos asaltos bancarios, ambos en el municipio de Apodaca.

Agosto tuvo un incremento porcentualmente fuerte, pero cuantitativamente menor. Se registraron tres atracos,dos en Monterrey y el último en el municipio de Santa Catarina.

Septiembre se mantuvo a la baja, con apenas dos robos con violencia en instituciones bancarias, ambas en el centro de Monterrey.

Octubre tuvo un repunte importante, porque se cometieron cuatro asaltos a bancos.

Ya en el mes de noviembre sólo se dieron tres asaltos, mientras que la primera quincena de diciembre hubo dos asaltos, ambos en sucursales bancarias en el municipio de San Nicolás.