CÉSAR CUBERO Y ORLANDO MALDONADO
9 de mayo de 2016 / 08:13 a.m.

Monterrey.- Nuevo León se encuentre a nivel nacional como el segundo lugar en denuncias por delitos cometidos por funcionarios públicos.

Dentro de los delitos en el periodo enero-marzo de 2016, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican que en la entidad suman 135 delitos cometidos por servidores públicos.

Sólo debajo en este delito del Distrito Federal (así aparece aún el nombre en las estadísticas oficiales), el cual registró entre enero y marzo de este año 188 denuncias.

Cabe destacar que sólo estas dos entidades federativas de México cerraron el primer trimestre con 100 o más delitos cometidos por servidores públicos, y que juntos abarcan el 39.29 por ciento de todos los delitos de esta modalidad en el país.

Por otra parte, Tamaulipas, con 94 casos, se ubica en el tercer lugar; Michoacán, con 68 delitos, ocupa la cuarta posición; y en un lejano quinto sitio, Baja California, con 39 denuncias.

En lo referente a lo sucedido en Nuevo León, en el mes de enero se tuvo registro de 23 delitos.

Para el mes de febrero se tuvo un alza de 73.91 por ciento respecto a enero, al sumar 40 casos en el mes.

Y en marzo la situación se agravó de tal forma que superó en nueve denuncias lo sucedido en enero y febrero juntos.

Durante el tercer mes del año en Nuevo León se contabilizaron 72 delitos cometidos por servidores públicos, un 80 por ciento de aumento versus febrero y un alza de 213 por ciento respecto al primer mes del año.

Cabe señalar que en los primeros tres meses de 2015 la autoridad indica que en Nuevo León hubo 88 delitos cometidos por servidores públicos, por lo cual, en este primer trimestre de 2016 se tuvo un aumento de 53.4 por ciento respecto al año anterior.

Las cifras en Internet del Secretariado Ejecutivo son de 2012 a la fecha, y en ese lapso, el primer trimestre que más delitos cometidos por servidores públicos tenía, hasta antes del de 2016, era el del 2012, con 108 delitos.

En el 2013 se denunciaron 58 de estos delitos, y en el 2014, un total de 79.

En cuanto a lo sucedido en el último trimestre del 2015, la autoridad informa que en Nuevo León se tuvo 101 delitos de esta índole, por lo que este primer trimestre del año supera al trimestre inmediato anterior en 33.63 por ciento.

En lo que compete al Gobierno del Estado, el caso más sonado de presuntos actos de corrupción es el de la compra de cobijas al triple de su valor por parte de la Subsecretaría de Administración, que dirigía Rogelio Benavides Pintos, y que por este motivo pidió la renuncia para que se deslindara o responsabilizara de dicha situación. Al momento no se ha dado a conocer nada por parte de la autoridad.

Otro de los casos es el de Yermak Torres, quien renunció a la Dirección de Radio y Televisión de Nuevo León, supuestamente por tener un proyecto personal mejor, sin embargo, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón admitió que se le abrió una investigación por presuntamente haber sustraído aparatos electrodomésticos del Canal 28 a su hogar.