19 de marzo de 2014 / 05:35 p.m.

Monterrey.- Este miércoles 19 de marzo se celebró el día del carpintero, uno de los oficios más antiguos, pero también uno donde se trabaja con mucho amor, así lo dijo el señor Ernesto Eguren Mauricio, quien tiene más de 46 años en el trabajo de la madera.

Cuando tenía 13 primaveras veía a su padre como laboraba, él poco a poco fue aprendiendo y lo hizo en el taller donde a la fecha realiza hasta más de 15 puertas a la semana y que se ha convertido parte de su hogar, donde sus hermanos también aprendieron el oficio.

"Yo aprendí viendo a mi papá, pero la primera mesa que hice fue a los 16 años, pero sólo viendo", aseguró.

 En el interior de su local ubicado en la colonia Independencia en Monterrey,  contó que es un evanista, porque con su experiencia ha aprendido a hacer más piezas.

Platicó que trabajo siempre va a haber a pesar de las grandes tiendas, aunque reconoció que las ventas han bajado.

"Sí ha bajado la venta, antes yo manejaba 16 carpinteros ayudantes y yo trabajé con varias empresas, aquí cerca una aulas yo las remodele todas, pero no había tantos carpintero", expresó.

Este miércoles don Ernesto no sabía que se celebrara el día del carpintero.

"Hasta ahorita descubrí que es el día del carpintero porque son cosas nuevas que van apareciendo ahorita me dicen que es el día del carpintero y lo voy a celebrar trabajando", contó.

Señaló que muchas personas se hacen carpinteros por necesidad, pero lo mejor es amar el oficio.

"En cuanto a la carpintería para ser un buen carpintero necesitas amar la carpintería, porque muchos en el momento lo hacen porque entraron por necesidad y uno los comprende porque está muy difícil la situación en el país, pero hay que amar esta profesión", comentó.

MARILÚ OVIEDO