RICARDO ALANÍS
15 de junio de 2016 / 06:10 p.m.

Monterrey.- El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, reveló que el despacho del abogado Roberto Martínez Rodríguez, quien recibió 7.5 millones de pesos para hacerse cargo de la defensa legal de la ex alcaldesa Margarita Arellanes y de ex integrantes de su equipo de trabajo, negocia con su administración regresar esos recursos.

El munícipe aclaró que se trata de una comunicación extraoficial con este despacho de abogados, pero que eso no detiene el proceso que desarrolla actualmente la Fiscalía Anticorrupción.

"Hubo una comunicación de que se había regresado un dinero al municipio pero no se ha restituido ningún dinero al municipio, sin embargo, sí tenemos conocimiento de que hay una manifestación expresa de querer restituir ese dinero, ya sea en la Fiscalía o en el municipio, para rescindir el contrato. Nosotros estamos en la mejor disposición de rescindir el contrato", explicó.

¿Los 7.5 millones, totalmente?


"7.5 (millones de pesos) más una retención por ahí, pero no se ha concretado nada, quiero ser muy claro, o sea tenemos comunicación extraoficial y no ha habido un acercamiento directo con el municipio", dijo el munícipe.

¿Los restituiría el despacho?

"La comunicación extraoficial que tenemos es que es el propio despacho es el que quiere rescindir el contrato, que ha manifestado su intención de rescindirlo y nosotros estaremos en la mejor disposición de rescindirlo o restituir el dinero, independientemente de las consecuencias legales o penales que se tiene; esto se refiere por parte de una rescisión de contrato", comentó.

Como se recordará, el 2 de marzo, el municipio de Monterrey presentó las dos primeras denuncias penales por desvío de recursos en contra de la administración anterior, encabezada por Margarita Arellanes.

Las denuncias fueron entregadas ante personal de la Subprocuraduría de Combate a la Corrupción de la Procuraduría de Justicia del Estado, ubicada en el centro de Monterrey.

De estas, una fue por el pago por 7.5 millones de pesos al abogado Roberto Martínez Rodríguez, para un contrato de prestación de servicios profesionales, y otra por desvío de 10.3 millones de pesos destinados para obra pública y con los que en su lugar se pagó el Impuesto Sobre la Renta.

Es precisamente este despacho el que pretende, según se dijo, regresar el dinero al Ayuntamiento.

Comentó que hasta el momento la Fiscalía Anticorrupción no ha hecho un informe específico de cómo va este caso, ya que no tendría la obligación de hacerlo.

Aclaró que han estado en coordinación con la Subprocuraduría y con el fiscal que tiene este asunto en particular, y han establecido un acuerdo con ellos para que se lleven a cabo las acciones legales correspondientes.

Aclaró que sí tienen conocimiento de las citas que están girando para el juzgado, además estarán atentos a las resoluciones y a lo que se estime que puede hacer el municipio para coadyuvar en ese sentido.