18 de abril de 2014 / 12:39 a.m.

Monterrey.- Desde la carretera parece una venta de garage de los años 50´s. Pero no, es una tienda donde lo mismo puede hallar un carrito de pedales con 60 años de antigüedad, que una placa de coche muy vieja, o una reproducción de los antiguos anuncios de refresco o cerveza.

Lo curioso es que el concepto nació cuando su propietario Miguel Ángel Reyna, remataba lo que quedó de su tienda de ropa y la gente empezó a comprarle los adornos "vintage" que tenía como decoración.

Desde chico, cuenta que coleccionaba carteles, anuncios en lámina de aceites, refrescos, cerveza, todo de los años 50s y 60s, sobre todo lo relacionado con los autos.

Pero su negocio era la venta de ropa, que se fue acabando por la inseguridad que vivió Santiago en los últimos años.

Existen algunas antiguedades como una pieza de arado que tiene más de 200 años. Algunas máquinas de escribir, cochecitos de pedales de lámina y triciclos que seguramente usaron los bisabuelos cuando eran niños.

Pero la mayoría es lo que se llama cultura "vintage" automovilística, que empezó a tomar auge en la última década.

En estas vacaciones, el negocio, ubicado a la orilla de la carretera Nacional, se ha convertido en una atracción más para los paseantes, que no pierden la oportunidad de echarse un chapuzón al pasado.

Francisco Zúñiga