MARCELA PERALES | @marce_reportera
14 de octubre de 2015 / 10:21 a.m.

Monterrey.- Muchas mujeres han librado sanciones de la autoridad o afectaciones en su salud reproductiva por abortar voluntariamente, sin embargo eso no las exenta de trastornos emocionales, depresivos y de ansiedad en un futuro, así lo demuestran las estadísticas de la única asociación en México creada para la atención de parejas que han vivido una o más pérdidas gestacionales, espontáneas o inducidas.

En Nuevo León existe una opción para descartar un aborto. Es la organización Vifac que atiende a la mujer embarazada en situación vulnerable, ya sea económica, social o por violencia.

De esta manera, ellas podrán enfrentar su situación y también salvar su salud, ya que a nivel nacional se han reportado al menos 149 mil 700 mujeres que fueron hospitalizadas por complicaciones post-aborto.

"A lo mejor muchas chicas por desconocimiento llegar a abortar, pero se sienten muy mal emocionalmente, -¿es una consecuencia a futuro?- Por supuesto", señaló María Gabriela Dib y Mercado, directora de Vifac en Nuevo León.

Según cifras de la asociación civil, de 134 mujeres atendidas en el último año, el 46.5 presentó una depresión severa, el resto también dijo sentirse sola y con afectaciones en sus relaciones personales, interrumpió sus estudios o trabajo y terminó la relación con su pareja.

Trastornos depresivos y de ansiedad son los principales efectos después de un aborto, los cuales pueden extenderse por meses o años, así lo demuestran las estadísticas de la asociación mexicana creada para la atención de mujeres y hombres que han vivido una o más pérdidas gestacionales, espontáneas o inducidas.

"Nosotros desde luego que no juzgamos a las mujeres que han abortado (…) primero yo les diría que ser madre es un privilegio, sea de la manera que sea.

Cytotec
TELEDIARIO dio a conocer que en NL ofertan, de manera ilegal, un medicamento controlado cuyo fin es tratar úlceras gástricas, pero en el mercado negro es utilizado para abortar | ESPECIAL

"Estamos para acogerla con mucho cariño, brindarle alojamiento, atención médica y psicológica, talleres de capacitación para el trabajo, en desarrollo humano, atención trascendente para que pueda tener un proyecto de vida para ella y para su bebé".

En este lugar la mujer podrá hospedarse hasta tener un lugar seguro en dónde vivir junto con su hijo.

"Desde poder poner orden en su vida, en saber qué la maternidad es un don, es su bebé, reconocerse dignas, recuperar su autoestima, saber que ellas pueden salir adelante con ese chiquito".

Vifac señala que la asociación es una opción para todas aquellas mujeres que creen sentirse solas y sin apoyo. Basta acercarse y darse cuenta que siempre habrá solución.

APUNTES

En 21 años la asociación civil ha atendido a mil 600 mujeres en Nuevo León.

A nivel nacional, en el 2006, 149,700 mujeres fueron hospitalizadas por complicaciones post-aborto.

La tasa anual de hospitalización por abortos inducidos fue de cinco ingresos por cada 1,000 mujeres en edad reproductiva.