GUADALUPE SÁNCHEZ
16 de febrero de 2016 / 09:27 p.m.

Monterrey.- De los 233 reos del penal del Topo Chico que han sido trasladados a cárceles de otros estados, no todos cometieron delitos del fuero federal, de acuerdo a denuncias recibidas en la asociación civil, Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac).

Liz Sánchez, integrante de Cadhac, señaló que tienen conocimiento de al menos tres casos de reclusos que cumplían condena por el delito de robo y fueron trasladados a Sonora.

"Entonces no concuerda con el argumento que está dando el Gobierno del Estado, y además no tendrían en ese sentido por qué trasladarlos de ninguna forma, por un lado está el que estén en el lugar de arraigo, la otra nos están diciendo que son por delitos federales, esto vemos que no está coincidiendo con la realidad porque están trasladando a personas con delitos del fuero común", dijo.

Señaló que existe preocupación debido a que los familiares han manifestado que pese a que los nombres han sido publicados, no han podido entablar comunicación con ellos

"Una tercera cuestión es que las familias no están logrando comunicarse a esos Ceferesos para corroborar que su familiar esté ahí, el Gobierno del Estado tiene que atender estas cuestiones y atender el traslado de las familias para que vayan a ver a las personas internas en estos Ceferesos" afirmó.

Agregó que con la detención de la directora del penal, Gregoria Salazar, el problema no se soluciona.

"Tenemos muy claro que eso no resuelve y que habría que ver los mandos hacia arriba, qué es lo que pasó para que ocurriera esta tragedia, que sabemos que vienen desde muchos años atrás y que no ha sido atendida ni por la administración pasada ni por esta de la manera que se requiere", agregó.

La activista dijo que han recibido llamadas de familiares de los reclusos del penal de Cadereyta y Apodaca, donde al igual que en el penal de Topo Chico, existe sobre población y además problemas de alimentación y salud.