ALEJANDRO MADRIGAL
22 de abril de 2016 / 08:49 p.m.

Monterrey.- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, confirmó su descontento con la iniciativa del presidente Enrique Peña sobre el uso de mariguana, principalmente con el incremento de la portación mínima personal de 5 a 28 gramos, porque dijo, ha visto morir a muchos jóvenes por el consumo de drogas.

Aseguró que el Gobierno Federal se equivocó con esta propuesta, porque más allá de reducir su consumo, podría haber un riesgo de incrementarlo y generar más adicción entre la población joven del país.

“No estoy de acuerdo, he visto morir mucha gente, he estado en situaciones difíciles, por razones de la droga muchos de los jóvenes se pierden, yo no entiendo a quienes quieran bajar el tema de la delincuencia haciendo eso. Creo que nos hace falta más ir a la profundidad, para mí esa es una salida fácil y tenemos que invertir más en las nuevas oportunidades de los jóvenes, nos tenemos que ir a trabajar con ellos, tenemos que quitarle la adicción más que provocárselas”

Al término de su encuentro con jóvenes líderes sociales, políticos y emprendedores en el Club de Industriales, el gobernador de Nuevo León dijo que México no tiene un nivel cultural adecuado para consumir esta droga, por lo que no se puede comparar con países que han legalizado su consumo y comercialización.

“Desde mi punto de vista no es una solución efectiva. Creo que sus asesores le están diciendo que con eso pudiera bajar los niveles de venta, pero finalmente, ¿a quién se lo van a comprar? Somos un país que tiene un nivel cultural no adecuado para saber consumir las drogas, no somos un país europeo que tenga niveles de educación y de cultura para poder equilibrar las emociones en el tema del éxtasis de la droga”.

Aunque aplaudió el uso de esta planta con fines médicos y de investigación: “para uso medicinal creo que bien por todo, si la mariguana tiene condiciones médicas hay que apoyarlas, ahí si estoy de acuerdo, creo que hay mucha gente que necesita el apoyo para poder tener sustancias que provienen de la mariguana para curar algunas enfermedades, en eso estoy totalmente de acuerdo”.

Despenalizar el consumo personal para el mandatario de Nuevo León puede ser el primer paso para que otras drogas lleguen a los jóvenes del país. Recordó que el asesinato de nueve hombres en un fraccionamiento privado del municipio de Apodaca, ocurrido el pasado 17 de abril, fue por consumo de otra droga, llamada Cristal.

“Hay muchas otras drogas que se venden mucho más que la mariguana y que andan en la calle, y finalmente luego es el principio de algo que pudiera ser una costumbre y nos estamos autodestruyendo. Creo que lo primero es darle más recursos a la educación, tenemos que generar mejores economías que permitan que los jóvenes tengan mayores oportunidades", enfatizó.

En caso de que esta reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal llegue al Congreso de Nuevo León, dijo que antes consultará a la gente de su estado y mandará una recomendación a los diputados para solicitar hacer un estudio más detallado, antes de que se apruebe de manera local.

“Mandaremos una recomendación al Congreso para que hagamos un inventario para conocer cuántos son adictos a esta droga y que la gente se anote, podemos hacer que la gente se anote preguntándole quién consume, quien tiene esa necesidad; tenemos que explorar nuevas formas, espero que la recomendación llegue y la decisión que se tome sea la mejor", señaló el mandatario estatal.

Pese a no estar de acuerdo en estos puntos, Rodríguez Calderón consideró que la iniciativa del presidente Peña tiene una buena intención y tratar de resolver un problema, pero precisó que muchas veces los delincuentes “son más inteligentes” y sacarán provecho de ella.

“Si los delincuentes traen mil adolescentes vendiendo 28 gramos provocaremos que haya más adicciones, por eso no estoy de acuerdo”, concluyó.