REDACCIÓN
1 de febrero de 2017 / 06:45 p.m.

MONTERREY.- El ex gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, consiguió la suspensión definitiva del amparo que le violentó el juez de control en la audiencia del pasado 26 de enero, y promovió un nuevo juicio en contra del auto de vinculación que le impusieron por peculado y delitos contra el patrimonio del estado, ilícitos en los que, presuntamente, incurrió por el caso Kia.

Fue la misma juez quinto de distrito en materia penal, quien resolvió conceder la protección al ex mandatario dentro del amparo 39/2017, el cual promovió antes de presentarse a comparecer ante el juez Miguel Ángel Eufracio Rodríguez.

Además de resolver ese juicio de garantías, la funcionaria federal admitió la nueva demanda, en la que Medina de la Cruz le solicita la protección de la justicia federal en contra de los mencionados delitos por los que había sido exonerado en agosto del año pasado, cuando la Sub procuraduría Anti corrupción lo presentó por primera vez ante un juez de control.

El nuevo amparo en el que la juez de distrito va a analizar si proceden o no los mencionados delitos, se registró con el número 55/2017, según la lista de acuerdos publicada en el recinto judicial.

Aunque continúa admitiendo demandas promovidas por el ex gobernador y sus abogados, la juzgadora de la federación todavía tiene pendiente la resolución del primer amparo que le promovieron contra el auto de vinculación por el delito de ejercicio indebido de funciones públicas.

A esa se suma las promociones que hicieron los ex colaboradores del ex gobernador, Rolando Zubirán Robert, ex Secretario de Desarrollo Económico; la Sub secretaria de Inversión Extranjera, Celina Villarreal Cárdena con quienes enfrenta un proceso judicial por ejercicio indebido de funciones públicas.

Así como el ex tesorero, Rodolfo Gómez Acosta, quien desde julio del año pasado quedó vinculado a procedimiento judicial por los tres que, ahora, enfrenta Medina de la Cruz.