11 de junio de 2014 / 02:21 p.m.

Monterrey.- Tres de los principales aspirantes panistas a la gubernatura, Margarita Arellanes  Cervantes, Mauricio Fernández Garza y Felipe de Jesús Cantú, acordaron un pacto para apoyarse mutuamente e impedir que la dirigencia nacional designe al próximo candidato.

En una comida celebrada en un restaurante cercano al Palacio Municipal de Monterrey, los tres albiazules se comprometieron a que quien logre ser abanderado del PAN, tendrá el apoyo de los otros dos.

"Vamos juntos independientemente si acabamos en un puesto o no", dijo Mauricio Fernández.

El compromiso es ganarle al PRI, y para ello se necesita un PAN unido, coincidieron los tres. Y también se necesita que sean los mismos panistas de Nuevo León quienes eligan a su candidato. Por eso unirán fuerza para impedir que sea por designación, como hace seis años.

"Vamos a pugnar porque el método sea democrático, no a través de una designación, y entre mayor participación tengamos tanto de la ciudadanía como de los miembros activos fortalecerá al partido", comentó Arellanes.

Es el segundo encuentro que sostienen la alcaldesa de Monterrey y el ex alcalde de San Pedro, quienes puntean la carrera por la candidatura a la gubernatura dentro de Accion Nacional. Para Felipe de Jesús Cantú, fue la primera vez que lo invitan.

"Quien sea candidato tendrá el respaldo de los otros dos, porque creemos en la vida partidista y los tres tenemos una trayectoria de Acción Nacional de muchísimos años, incluso de familia, de generaciones de panismo", dijo Felipe de Jesús Cantú.

Los tres aspirantes acordaron que las reuniones serán al menos una vez al mes, para ir tratando cada uno de los temas que debe preparar el futuro candidato.

FOTO: Jorge López

FRANCISCO ZUÑIGA