SANDRA GONZÁLEZ
6 de junio de 2016 / 02:05 p.m.

Monterrey.- El sacerdote José Manuel Guerrero Noyola, conocido como el padre Chema, denunció amenazas en su contra y solicitó protección a las autoridades.

El presbítero de la iglesia Nuestra Señora de la Merced, ubicada en San Juan, Cadereyta, señaló que a raíz de su labor social, comenzó a recibir amenazas a través de llamadas telefónicas y redes sociales.

En ellas le advierten que le harán daño físico, además de burlarse de una discapacidad que padece de su sistema auditivo.

"Me han llegado amenazas que tienen que ver con golpearme, con dañar el patrimonio de la parroquia, amenazas que tienen que ver con asustarme y de violencia a mi integridad física", señaló. 

Hasta el momento no ha limitado sus actividades sociales en defensa de los pobladores, ni en su lucha ambientalista, pero señaló que teme por su integridad.

La Arquidiócesis le mostró su apoyo al sacerdote para que se conduzca por la vía legal.