MAYTE VILLASANA
26 de noviembre de 2014 / 03:55 p.m.

Monterrey.- El sacerdote José Manuel Guerrero Noyola, mejor conocido como el padre "Chema", realizará una cabalgata el próximo domingo 30 de noviembre en beneficio a los habitantes de escasos recursos del ejido San Juan Cadereyta, partiendo a las 10:00 horas de la Iglesia de la Merced en Cadereyta, Jiménez.

El cura, que se diera a conocer por defender a los ejidatarios afectados por el derrame de crudo en el cauce del río San Juan, invitó a los jinetes y a las personas que deseen unirse a la causa a realizar un donativo en especie el día del evento.

"Nos reuniremos afuera del templo. Haremos un recorrido de una hora aproximadamente y regresaremos a la parroquia a comer. Se pretende apoyar con kilos de arroz, frijol, azúcar, café, latas o agua para llevarles a las familias de los ejidos. En la iglesia formaremos las despensas.

"Comenzaremos a repartir con las familias más necesitadas, con la gente pobre que le ha tocado de todo. Hay que atender la parte humana de la gente", compartió el sacerdote para Telediario Digital.

Además de la cabalgata en la que participarán jinetes de Nuevo León y otros grupos, el padre Chema realizará la bendición de sombreros, la primera de su tipo en Nuevo León.

Mencionó que ese día es especial para la Iglesia Católica porque comenzará el Adviento, por lo que también se realizará el encendido del árbol de Navidad y el inicio de esta época del año.

CONTAMINACIÓN SIGUE EN EL AGUA
Convocatoria. | ESPECIAL

CONTAMINACIÓN SIGUE EN EL AGUA

El cura aseguró que el río San Juan continúa contaminado por el derrame de petróleo ocurrido el pasado sábado 16 de agosto y lamentó la postura de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Nuevo León.

"En días pasados el señor Víctor Cabrera, delgado de la Profepa expresó algo muy triste, dijo que la prueba ya había sido superada, pero no es cierto. El domingo pasado vi niños que aún tienen granitos en la espalda. Y es muy triste este tipo de aseveraciones, porque todavía falta para cantar victoria.

Reiteró que desafortunadamente no se contemplan las sanciones contra Petróleos Mexicanos (Pemex) por el derrame de los barriles de crudo en el cauce del río, y "las autoridades siguen siendo sordas a los afectados, afirmando la versión oficial que todo fue por una ordeña".

"El agua no está completamente con óptima calidad. La tierra no está cultivable y todavía no se ha indemnizado a nadie", añadió.