14 de febrero de 2014 / 03:52 p.m.

Guadalupe .- Un padre de familia se encuentra desesperado, pues su pequeña hija de siete años es víctima de acoso y hostigamiento por parte de una compañerita, en la escuela donde estudia, en el municipio de Guadalupe.

Este caso de bullying se registra desde hace más de un mes en la primaria "Luis Tijerina Almaguer", que se ubica en el fraccionamiento Marte.

El señor Edgar Rivera Ríos indicó que la pequeña ha recibido amenazas, sin que los directivos del plantel hayan hecho algo al respecto.

"Está recibiendo cartas agresivas, en donde (la otra niña) le dice que la va a matar, que el diablo viene por ella, y una serie de mensajes con los que yo me quedo totalmente sorprendido", comentó.

La niña que molesta a su hija fue inscrita hace cerca de un año, a medio curso, y desde hace varias semanas molesta a su hija.

En este momento la afectada se niega a ir a clases y tiene tres días sin acudir, pues siente temor de que su compañera cumpla las advertencias.

"Mi hija siempre había tenido ganas de venir a la escuela. Desde aproximadamente las vacaciones de diciembre para acá, o sea lo que va del año, empezamos a notar que ella lloraba mucho", reveló el papá.

Rivera Ríos agregó que desde hace más de dos semanas puso al tanto de la situación al director, Urbano Salazar, pero él no le ha dado importancia al caso.

"Para esto yo ya busqué al señor director, a las autoridades de la escuela, respetando su investidura, respetando las normas y reglas bajo las que ellos se rigen, y pues no he tenido respuesta a lo que yo esperaba". 

La indiferencia de las autoridades escolares ha decepcionado bastante a este padre de familia, al grado de que analiza seriamente cambiar de escuela a su niña.

"Este…, es bien triste. Yo esperaba más de esta escuela, que es un modelo de la Secretaría de Educación, pero pues al parecer más les interesa su imagen a las autoridades de esta escuela. Los maestros de apoyo, la psicóloga, no han hecho lo que yo hubiera esperado", enfatizó.

La mañana del viernes y tras darse a conocer la queja de este ciudadano, se buscó una reacción o punto de vista del profesor Urbano Salazar, pero no accedió a una entrevista.

Agustín Martínez