MARILÚ OVIEDO Y MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de mayo de 2016 / 11:07 a.m.

San Nicolás.- Un grupo de padres de familia denunciaron la falta de servicios básicos en la Guardería Unidad de Desarrollo Infantil Número 1, que pertenece a la Sección 50 de Maestros del Estado.

De acuerdo a los inconformes, la falta de suministro de agua y los alimentos calientes forman parte de una serie de irregularidades que viven los casi 300 niños que alberga el plantel educativo ubicada en la colonia Valle Dorado, en el municipio de San Nicolás de los Garza.

“Desde el mes de septiembre nos empezamos a dar cuenta de estas anomalías (…) los fuertes problemas son el agua, la alimentación porque no llegan los proveedores, no les dan la alimentación que debe ser. Esto es bien importante y queremos que quede bien claro, tenemos miedo por nuestros niños”, manifestó Carolina Mitre, madre de familia.

En manera de protesta, los inconformes se presentaron la mañana de este lunes en la guardería con pancartas y presentaron 100 firmas a la Región II.

“Existe un gran problema, pero el principal es el suministro de agua. No hay la suficiente presión de agua en la planta de arriba, no sube para nada el agua. Los baños de arriba están completamente sucios. Los niños tienen que utilizarlos de esa manera, causándoles infecciones gastrointestinales”, coincidió Olga Emilia Rizzi Garza, madre y maestra del Estado afiliada a la Sección 50.

Padres denuncian falta de servicios básicos en guardería de Sección 50
Los inconformes exigieron la destitución de la directora Eliza Dolores Garza Treviño | MARILÚ OVIEDO

Los inconformes también exigieron la destitución de la directora Eliza Dolores Garza Treviño, por lo que hicieron el llamado al dirigente de la Sección 50, Guadalupe Castillo García, y al gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

“Queremos que nos escuche nuestro Sindicato, que nos escuche Gobierno, que nos escuche Derechos Humanos porque todo es muy bonito por dentro, ¿pero por fuera?

“El problema del agua tiene casi un años y ha llegado al grado que en la cocina tienen que lavar los trastes de los niños en tinas de agua y llenan con una manguera que viene del techo, que no sé de dónde viene, la pasan por una ventana”, dijo Carolina Mitre.

Los inconformes aseguraron que además de la problemática por el suministro del agua, algunos salones no cuentan con vidrios y apenas hace unos días fueron instaladas medidas de seguridad.

“No había extintores, detectores de humo. Acaban de hacer una salida de emergencia porque no la tenían, y se le exigieron. Tuvieron que poner escaleras, tuvieron que comprar la estufa, que la Presidenta desde el año pasado estaba exigiendo”, agregó.

Dijeron que luchan por la seguridad de sus hijos, debido a que el servicio de guardería es una prestación que tienen como maestros estatales afiliados al Sindicato.