multimedios digital
5 de diciembre de 2015 / 08:09 p.m.

Monterrey.- Luego de que la noche del viernes recibiera un disparo en la frente, el joven Erick Guadalupe Gallegos se encuentra hospitalizado en estado grave, por lo que sus padres han extendido un llamado de auxilio a la comunidad.

Son 25 donadores de sangre, los que este joven necesita para mejorar su condición que según lo señalaron, es grave.

Erick Gudalupe fue víctima de una bala al ser encañonado por una pandilla que aparentemente lo confundieron como integrante de otra banda.