ALAN ELÍ PÉREZ
4 de enero de 2017 / 06:10 p.m.

MONTERREY.- A días de que se celebre el tradicional
"Día de reyes", las panaderías de la zona metropolitana ya comienzan a preparar las deliciosas roscas para degustar este 6 de enero, como dicta la tradición que marca el cierre de la época de celebraciones de temporada.

En el corazón de la ciudad de Monterrey, panaderos artesanales con mucha experiencia, preparan días antes con sus propias manos la masa, los ingredientes y calientan los hornos, para darle forma al pan que se colocará al centro de la mesa en miles de hogares mexicanos.

Luego de que la masa es preparada con azúcar, los decoradores entran en acción y colocan uno a uno los deliciosos ingredientes que no pueden faltar en una rosca de reyes.

Tras el amasado y la decoración, la rosca de reyes es colocada en el fuego, donde adquiere esa textura y aroma que seduce hasta los paladares más exigentes.

Sin embargo el elemento más importante en este pan tradicional, el que une a la familia mexicana y es el centro y origen de esta celebración, varía en número, dependiendo el tamaño de la rosca.

Según la tradición, quien encuentre en su pieza de pan al "Niño Dios", será nombrado padrino del mismo, por lo que se deberá colocarle un ropón nuevo, y presentarlo en la iglesia el segundo día de febrero, en la conmemoración del Día de la Candelaria, para después invitar a familiares y amigos a disfrutar de una tamaliza.

Ya sea por creencia, costumbre o simple gusto, la rosca de reyes se ha convertido en un sinónimo de unidad familiar y en un dulce platillo típico de la cultura mexicana.

¿Usted, ya está listo para el día de reyes?