5 de octubre de 2014 / 12:26 a.m.

Monterrey.- La avenida Lázaro Cárdenas que la tarde del viernes se convirtió en río y en trampa de automovilistas fue re abierta a la circulación, pero en el pavimento quedaron restos de lodo y un panorama similar a una zona de desastre.

Comercios aledaños desde la calle Montecarlo hasta Zurich, no tuvieron actividades para poder sacar el lodo y el agua que subió hasta un metro.

"Se no metió toda el agua hasta adentro, estamos revisando el material a ver qué fue lo que se perdió", informó un empleado de una consultorio dental.

"Estuvo algo feo ayer en la tarde, normalmente abrimos los sábados, pero como tuvimos daños en la instalación de luz, no pudimos trabajar", informó Edgar Martínez, encargado de otro negocio ubicado en Lázaro Cárdenas en la circulación hacia el sur.

José Luis Flores Pérez, un automovilista que se quedó varado la tarde del viernes con el agua hasta la cintura, acudió al día siguiente a recuperar su vehículo.

"Veníamos por Lázaro Cárdenas, pero había tráfico muy fuerte y en un ratito el agua se elevó bastante, no sé qué había que se detuvo el tráfico", y decidió ponerse a salvo.

"Ahorita vine en la mañana con el temor de que viniera tránsito y me lo quitara, lo encontré así como lo dejé, mojado, el agua me llegaba a la cintura", señaló.

El paso a desnivel recién inaugurado de la avenida Lázaro Cárdenas y que uno de los puntos más críticos por el agua acumulada, ya se encuentra en reparaciones.

Trabajadores, realizaban perforaciones en los pilotes para reforzar la estructura metálica y volver a hacer el colado de concreto. Por lo pronto permanecerá cerrado durante el fin de semana por recomendación de Protección Civil del municipio de Monterrey.

FOTO: Roberto Alanís

GUADALUPE SÁNCHEZ