DANIELA MENDOZA
14 de febrero de 2016 / 08:12 p.m.

MONTERREY.- Sólo tuvieron nueve días para preparar una boda que han esperaron durante más de dos años y medio.

Rossy y Nelly encontraron de "pura suerte" un salón de fiestas cercano a su domicilio e hicieron algunos ajustes, esperando que el Registro Civil del Estado no les saliera en el último momento con su domingo 7.

Ellas fueron la primera pareja del mismo sexo que ejerció su derecho al matrimonio en Nuevo León, tras un largo proceso legal por la vía del amparo.

Obtuvieron la protección de la justicia federal para poder casarse, luego de que todas las autoridades de la entidad agotaron hasta el último recurso disponible para postergar los hechos.

El fallo reciente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en relación a la inconstitucionalidad del Código Civil en los artículos relacionados al matrimonio, les dio, de origen, una victoria, aunque hayan tenido que pasar más de 36 meses para festejarla.

Junto con sus hijos gemelos, Ximena y Félix, quienes al momento tienen tres años de edad, celebrarán este enlace con una ceremonia civil, la bendición en la Iglesia de la Comunidad Metropolitana y una fiesta con familiares y amigos.

"Todavía tengo miedo de que nos hablen de nuevo del Registro Civil y nos digan que hay un problema o que falta un papel o nos salgan con algo", dice Nelly, quien afirma que la fiesta ya no se va a cancelar pase lo que pase.

Rossy agregó que se casaron porque fue su derecho, que esperaron demasiado tiempo y habían dado muchas vueltas, por lo que no vieron alguna otra razón para que las hicieran aguardar más.

"Sabíamos que íbamos a tardarnos en lograrlo, pero no que sería tanto tiempo", dice, y señala que una pareja heterosexual no tarda más que unos cuantos días en realizar el trámite, sin tener que dar tantas vueltas.

De la mano del colectivo Litiga, un proyecto de la agrupación Género, Ética y Salud Sexual, son parte del grupo de cinco parejas que obtuvieron recientemente su sentencia favorable.

Con 11 años de relación, dos hijos y un proyecto de vida, la pareja no entiende aún la cerrazón de las autoridades, que genera un contrasentido con el dictado de la SCJN.

"Yo no entiendo la resistencia, en serio
; cuando estábamos en el trámite, hasta eso, nos trataban muy bien. Que no nos dejen casarnos es discriminación de facto, pero en el trato los funcionarios siempre fueron amables.

"Yo creo que son más bien los políticos los que tienen miedo de que esto suceda, nadie quiere ser el primero en autorizar esto, que ya es un derecho", insiste Nelly.

Para Angélica Hernández, de Litiga, todas las autoridades han hecho lo posible por retardar el cumplimiento de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En el caso de los diputados locales, considera que no ha existido voluntad para modificar el Código Civil en estos artículos, que ya han sido declarados inconstitucionales.

Respecto a la autoridad estatal, dice que tampoco tienen la intención de cumplimiento, ya que podrían hacerlo, como ya lo opera Chihuahua, quien por orden administrativa y utilizando el principio pro persona, casa parejas del mismo sexo sin necesidad del cambio legal.

"Las instituciones tienen que aprender a respetar nuestra dignidad humana, eso es, no es complicado, es un tema de respeto, es un tema de derecho", sentencia Hernández.

Cronología

12 de marzo de 2014: Rosa Nelly Patlán Muñoz y Rosa María Ríos Coronado acuden a solicitar el matrimonio ante la Oficialía 4 del Registro Civil con sede en San Pedro Garza García, Nuevo León.

11 de abril de 2014: Obtienen la negativa por parte del mismo Oficial del Registro Civil.

6 de mayo de 2014: Se admite demanda de garantías (juicio de amparo) en el juzgado 4 de Distrito en Materias Civil y del Trabajo.

18 de agosto de 2014: Se concede el Amparo en Primera Instancia (juzgado de distrito).

8 de septiembre de 2014: Se interpone recurso de revisión (Gobierno del Estado, Congreso local) ante el Tribunal Colegiado en Materia Civil del Estado de Nuevo León, sobre el amparo concedido.

8 de abril de 2015: Se remite el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que admitiera y resolviera el asunto.

21 de agosto de 2015: El Tribunal Colegiado envía a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que resuelva el asunto.

11 de enero de 2016: Se confirma la sentencia una vez que la SCJN lo solicita al Tribunal Colegiado.

18 de enero de 2016: El Secretario General de Acuerdos de la Presidencia y del Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado informa que procedió a requerirle al juez responsable, para que dentro del término de tres días cumpliera con la ejecutoria de amparo.

27 de enero de 2016: Se pide que se dé cumplimiento a la sentencia para que las personas del mismo sexo contraigan matrimonio.

29 de enero de 2016: El Registro Civil del Estado de Nuevo León gira oficio informando que cumplirá con la ejecutoria de amparo.

3 al 13 de febrero de 2016: Tras una serie de trámites consiguen casarse.