24 de mayo de 2014 / 06:58 p.m.

Monterrey.- A temprana hora de este sábado las personas comenzaban a llegar. Y es que uno de los objetivos, es que no se sientan excluidas y se acerquen a Dios… se trata de las parejas de Divorciados Vueltos a Casar.

Fue en la iglesia San Marcos, ubicada en la Plaza Jacarandas en la colonia Francisco Naranjo INDECO, en Monterrey donde se esperaba el arribo de más de 100 almas provenientes del área metropolitana.

El Monseñor Alfonso Miranda, Obispo Auxiliar de Monterrey, comentó que se trataba de un retiro donde fueron convocados sacerdotes de la zona norponiente de la ciudad, donde participarían 31 parroquias y 52 parejas de Divorciados Vueltos a Casar.

 "Es un retiro para personas divorciadas y vueltos a casar; tenemos inscritos 52 matrimonios, esperamos una muy buena respuesta de la gente de esta zona; es la primera vez que vamos a tener una muy buena afluencia", explicó.

Miranda Guardiola, comentó que la misión es que nadie se sienta solo y que sientan el abrazo de Dios..

"La misión es que nadie se sienta solo, que nadie se quede fuera y que nadie se vaya de la iglesia católica, que todos sientan el abrazo de Dios y que nadie se sienta excluido de la iglesia, todos son parte de la iglesia y hacia todos va el abrazo", Añadió.

Platicó que este tipo de encuentros ayudan a las parejas que tienen un nuevo matrimonio a seguir adelante y evitar que también se vea fracturado como el anterior.

"Nuestra misión no  es que ya regresen a su matrimonio anterior porque ese ya está fracturado y dejado atrás, aquí es más bien que el nuevo matrimonio que hicieron donde ya hay hijos, responsabilidades que lo sostengan y que no vuelvan a fracturarse", expresó.

Del mismo modo los retiros de grupos de acompañamiento y crecimiento, sirven para que estas parejas participen en la iglesia, en los grupos de oración, entre otras actividades.

Por su parte Alfredo García y su pareja María de los Ángeles Salas, comentaron que desde hace más de siete años han llevado este tipo de programa a 14 sedes como Tijuana, Mérida, Cancún Chihuahua, Veracruz, Nuevo Laredo, entre otras, y aún están pendientes Oaxaca, Sinaloa, Durango, Hermosillo, entre otros.

 "Hay diócesis que abren las puertas muy fácil, y en otros un poco complicado, pero bueno no hay tiempo que dure para siempre y tengo fe so el espíritu santo así lo determina pues se puedan abrir en esas diócesis y en las que venga", dijo García.

 "Se necesitan laicos comprometidos para ayudar a más matrimonios, no sólo decir el sacerdote, porque él está ocupado en la iglesia dando misa, con la comunidad y necesitamos también laicos comprometidos, acércate a Dios para trabajar como  familia, como matrimonio y cuando ya seas feliz compartir la felicidad con los demás, invitándolos a estos encuentros, ayudando a los sacerdotes, comunidad, iglesia", comentó Salas.

Asimismo dejó la invitación para quienes se encuentran en sus casas.

"Que se vengan con nosotros para sentir el abrazo de Dios, vengase aquí con nosotros a sentir el abrazo, si te sientes solo, te sientes excluido, vente aquí a recibir el abrazo de Dios y una vez que lo recibas tu vida va a cambiar", expresó.

El Obispo Auxiliar de Monterrey comentó que las parejas interesadas pueden acercarse a la Casa de Pastoral en Villagrán, entre 5 y 15 de Mayo o también comunicarse a la oficina central de Unidos Reconstruyendo Vidas al teléfono 1158-2706 y 07.

Este fin de sábado y domingo se realizará el retiro de las 9 de la mañana hasta alrededor de las 20:00 horas.

 

FOTO: Marilú Oviedo

MARILÚ OVIEDO