6 de marzo de 2014 / 11:33 p.m.

Monterrey.- El Parque Fundidora se ha convertido en un ejemplo a nivel mundial de recuperacion del acervo cultural, industrial y de sustentabilidad de una ciudad, al mismo tiempo que se integra totalmente como destino de paseo y de turismo, lo que se ha expuesto en diversos congresos internacionales sobre el tema.

"Con 23 años de mantener abiertas sus puertas para regiomontanos y foráneos, sigue siendo un lugar imprescindible para visitar", dijo Eduardo Flores, director de desarrollo y control arquitectonico del Parque.

Recientemente han participado en tres foros internacionales. El primero en Puebla, donde se habló de la conservación del acervo industrial; en el Distrito Federal trataron el tema de rescate de suelos y espacios verdes; y en Edinburg, Texas, donde se trató los casos de sustentabilidad ecologica y economica, algo donde pudieron aportar su experiencia exitosa.

Prueba de ello es la recuperación de áreas verdes a partir de zonas que nacieron de concreto.

En Fundidora se logró rescatar elementos valiosos que en su momento fueron parte de una industria, pero que aparte de su valor historico tienen validez artística, como Sopladores, las Chimeneas, el Crisol.

Además, mostraron cómo integran a la naturaleza al parque, en el ejemplo de los ojos de Agua de Santa Lucía, que alimentan el canal y las fuentes.

Ayer fue una industria, dice Eduardo Flores, hoy es un parque para todos, donde hay belleza, transformaciones positivas, dinamismo, que atraen cada año a dos millones de visitantes.

Francisco Zúñiga