MAYTE VILLASANA
7 de diciembre de 2017 / 06:56 p.m.

MONTERREY.- Autoridades municipales y estatales implementaron el operativo de seguridad en la Plaza de Toros para impedir concentraciones de aficionados de Rayados, quienes como cada Clásico Regio, realizan la tradicional caravana rumbo al estadio.

A escasas horas de que dé inicio el partido de ida en el Estadio Universitario entre Tigres y Rayados, alrededor de 500 policías e incluso un camión con efectivos antimotines de la corporación, se encuentran resguardando al todavía pequeño grupo de aficionados de Rayados.

Policía Militar, elementos de la Policía Federal, uniformados de Monterrey y elementos de Seguridad Pública se concentraron desde las 16:00 horas para resguardar la caravana que partirá alrededor de las 18:00 horas como convocó el grupo de La Adicción.

Cabe destacar que el gobierno de Nuevo León avisó que buscarían que los aficionados Rayados no se reúnan en la Plaza de Toros para realizar su tradicional caravana al estadio, como hacen cada Clásico Regio, y detalló que elementos de la Policía Militar estarían presentes en el lugar.

El carril de contraflujo se aplicará en un tramo de la Avenida Manuel L. Barragán, con circulación al Norte, hasta la calle Luis G. Sada, ahora conocida como Servicio Postal, para salir a la avenida Alfonso Reyes, y luego dirigirse al Estadio de la UANL.

En Alfonso Reyes, a la altura de la calle Heroico Colegio Militar, se estará desviando a los vehículos al Oriente, para salir a la avenida Guerrero al Norte y llegar hasta Los Ángeles y dar vuelta a la izquierda para integrarse a la zona aledaña al Estadio Universitario.

La Dirección de Tránsito tendrá un dispositivo vial en las Avenidas Alfonso Reyes, Manuel L. Barragán y Guerrero, para agilizar el tráfico que se genere en la zona.


pjt