MARCELA PERALES
2 de abril de 2016 / 08:44 p.m.

Monterrey.- Le dimos a conocer la historia de Karen quien está a la espera de un hígado, también el de una madre de familia que donó el riñón a su hija. Pero, ¿Qué sucede con aquel paciente que muere en la espera de un órgano? a continuación le presentamos esta historia"

:"Yo creo que se va un pedazo de nosotros con ellos, es un dolor muy grande que no se lo deseo a nadie, a nadie", expresó Rosa María García Castillo, quien enfrenta un duelo por la muerte de su hijo.

Jaime Martínez García, médico de profesión, murió en la espera de un trasplante de hígado.

"Llegaron dos personas, no se lo hicieron porque dijeron que no era compatible, y la tercera porque resultó que la persona que iba a donar los órganos, al abrir, el hígado estaba contaminado".

El médico de entonces 50 años era el siguiente en la lista de la clínica 25 del IMSS, pero realmente la espera duró seis meses, pues en ese tiempo, apenas llegaron dos hígados, pero ninguno fue compatible.

Fue hasta el 17 de septiembre del 2015, cuando el hombre no aguantó más, y falleció sin que llegara el ansiado órgano.

:"En un ratito lo bajaron a terapia intensiva y ahí nos llamaron para decirnos que había tenido un paro".

En efecto, la lista de pacientes en espera de un órgano se ha incrementado en un 49 por ciento en Nuevo León.

Primero, por las enfermedades crónico degenerativas que se tienen en vida y que impiden ser donador, y segundo, porque porque todavía la mayoría de las familias se resiste a donar órganos de sus familiares.

La madre de Jaime García piensa que si estos factores no existieran, tal vez su hijo seguiría vivo.

"Que yo pienso que con un órgano que ellos donen, dan vida a un ser humano, aparte tienen la satisfacción y como un consuelo saber que ya después de muerto, su hijo dio vida".

Lamentablemente esta situación existe, el 40 por ciento de las familias abordadas no quiere donar órganos y de los cadaveres encefalicos, el 50 por ciento padecía alguna enfermedad.

Por último, la madre de familia también envió un mensaje a Karen, pues al saber su caso, no pudo evitar recordar a su hijo.

"Que tenga confianza, que hay milagros, yo soy creyente y hay milagros, si Dios le permite lo va a lograr".