MULTIMEDIOS DIGITAL Y REDACCIÓN
16 de marzo de 2016 / 12:18 p.m.

Apodaca.- Como la superficie de la luna, pero mucho menos romántica está la carretera a Dulces Nombres, en el municipio de Apodaca.

La avenida luce llena de cráteres y con una superficie totalmente destruida, pero es una formación natural, sino el descuido de la autoridad que durante años no le ha dado mantenimiento a ese tramo.

Durante el último año la carretera a Dulces Nombres se convirtió en una pesadilla para todos los automovilistas que deben circular por ahí.

De acuerdo a denuncias que realizaron los usuarios de Telediario, la problemática se concentra en toda la avenida, pero sobre todo a la altura de la avenida Ruiz Cortines.

Los problemas son a lo largo de toda la carretera, pero los 500 metros que comienzan desde Ruiz Cortines muestran un terreno lleno de profundos hundimientos en el ausente pavimento, que se vuelven más peligrosos por el agua que escapa desde una empresa cercana, y los vuelve engañosos al inundarlos.

La carretera a Dulces Nombres es la vía de paso para un número considerable de habitantes de colonias de Apodaca y Pesquería, que se ven afectadas por la falta de fluidez en el lugar, pero también por los daños en sus vehículos, principalmente en los neumáticos y la suspensión.

Bache en Dulces Nombres
La carretera a Dulces Nombres es la vía de paso para un número considerable de habitantes de colonias de Apodaca y Pesquería | Laydy Ramírez
Bache en Dulces Nombres
La problemática se concentra en toda la avenida, pero sobre todo a la altura de la avenida Ruiz Cortines | Johana Ramos
Bache en Dulces Nombres
Los profundos hundimientos se vuelven más peligrosos por el agua que escapa desde una empresa cercana | Johana Ramos

¡SAN NICOLÁS ESTÁ IGUAL!

Pero la falta de mantenimiento ha sido la constante en todos los municipios, y Apodaca y San Nicolás no han sido la excepción.

Además de la carretera a Dulces Nombres, la carretera Mezquital-Santa Rosa se ha convertido en una vía completamente intransitable debido a la exagerada cantidad baches cuyo diámetro y profundidad son capaces de sacudir como gelatina las cajas de los tráileres que circulan diariamente en el tramo entre avenida López Mateos y avenida Acero, en el municipio de San Nicolás.

Desde hace casi de dos años, vecinos del sector Nuevo Mezquital han solicitado prácticamente a diario, la presencia de agentes de Tránsito para que auxilien en el sector, sin embargo las autoridades han optado por ignorarlos, por lo que ellos han tenido que salir a brindar el servicio.

La misma avenida Camino a Mezquital, pero en el tramo ubicado en el límite con el municipio de Apodaca, supone un peligro a los automovilistas, quienes constantemente manifestar su inconformidad, pero las autoridades simplemente no los escuchan.

Esta problemática llevó a dos jóvenes a aplicar un reto en la avenida Camino a Mezquital, en los límites de Apodaca y San Nicolás.

Manuel Alejandro Gómez, José Luis Barajas y Giorgio Pierantozzi decidieron verle el lado burlón a la situación y así llamar la atención de las autoridades.

La dinámica, que se convocó por Facebook, se realizó ayer y consistía en colocar un vaso lleno de agua sobre el cofre del carro y después cruzar el tramo ‘tapizado’ por baches. El reto era no derramar el líquido mientras se circulaba sobre los hundimientos, pero ningún automovilista lo logró.

Baches en camino El Mezquital
La dinámica consistía en colocar un vaso con agua sobre el cofre del carro, para después cruzar el tramo ‘tapizado’ por baches | ESPECIAL