25 de marzo de 2014 / 02:47 a.m.

Monterrey.- Esperar el camión sobre la carretera Montemorelos-General Terán es sumamente complicado y muy peligroso.

Así lo catalogaron habitantes de comunidades que se ubican en la zona donde a la fecha se realiza desde hace varios meses la obra de ampliación de la misma vialidad que se muestra peligrosa y muy transitada todos los días.

Tal situación se debe a que, a raíz de los trabajos mencionados, la mayoría de las paradas de autobús que en su momento fueron colocadas por el municipio tuvieron que ser retiradas ante la presencia de maquinaria, y sobre todo para facilitar las maniobras de adecuación del terreno en cara a la habilitación de dos carriles para cada sentido de la circulación.

Lo malo del asunto, como lo expresaron vecinos de comunidades como Huerta Almira y La Cantera, es que desafortunadamente no se fijaron algunos puntos para que las personas esperen el paso del camión y, en un recorrido que realizó Telediario por la zona, se logró confirmar que madres de familia y estudiantes se paran a escasos centímetros de la vialidad, al aire libre y sin algún tipo de señalización preventiva en el lugar que advierta a los automovilistas sobre su presencia.

Lo peor del caso se manifiesta, según las imágenes que se lograron captar al momento, la maquinaria pesada realiza labores de igual manera sin precaución y señalización y a penas a unos metros de donde las personas inclusive con pequeños en brazos esperan la llegada del autobús para trasladarse a Montemorelos todos los días.

Aunque tal problemática ha generado molestia e impotencia entre pobladores de varias comunidades afectadas por esta situación, estos aseguran que no se tiene el apoyo de las autoridades y será necesario que suceda una tragedia para que se tomen cartas en el asunto.

Ubaldo Reyna