29 de agosto de 2014 / 12:53 a.m.

Monterrey.- Los daños que sufran los agricultores y habitantes de la zona dañada por el derrame de hidrocarburo sobre el río San Juan serán pagados por Pemex, pero ya se implementa un plan de contingencia para ayudar a quienes tiene en riesgo sus tierras o su ganado.

Jorge Domene Zambrano, Jefe de la Oficina del Gobernador, puntualizó que se está trabajando en esto por parte de la coordinación agropecuaria, y además, esperan que la naturaleza ayude con lluvia suficiente para el riego.

"Estamos esperando que las lluvias puedan mitigar ese riesgo que (los ejidatarios) no puedan regar sus cosechas y se está trabajando con planes específicos que ya les daremos en detalle", dijo Domene Zambrano.

Se verá cada caso y qué programas pueden implementarse para apoyar al sector productivo del campo que se ve perjudicado por le contingencia. Existe un plan alternativo de construir un nuevo canal de riego, y recordó que Pemex pagará indemnizaciones a quienes resulten afectados.

"Pemex tiene fondos para poder contrarrestar los efectos que tenga este desastre", dijo Domene.

Por su parte, el Secretario de Seguridad en la entidad, Alfredo Flores Gómez, aclaró que se sigue investigando para dar con los responsables. Este caso no es único, pues se han detectado muchas tomas clandestinas en la entidad.

"Estamos preocupados, se han dado la localización de tomas clandestinas, se ha decomisado mucho combustible, no es algo nuevo que se dé cómo este caso", dijo Flores Gómez.

Aunque el delito es federal y las instalaciones petroleras están bajo la custodia de las autoridad federal, ambos funcionarios coincidieron en decir que el Estados seguirá coordinándose para vigilar y evitar sucedan otros indecentes similares.

FOTO: Especial 

FRANCISCO ZÚÑIGA