ERIK ROCHA
19 de julio de 2015 / 11:24 a.m.

Monterrey.- Tras la fuga de Joaquín "El Chapo" Guzmán del penal de máxima seguridad del Altiplano, la iglesia católica de Monterrey hizo un llamado a las autoridades locales a fin de que busquen mejorar las condiciones de las cárceles en Nuevo León.

Ante los índices de sobre población y de condiciones inseguras para los internos, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, consideró que se tiene mucho que mejorar.

"Todos los servicios públicos del país están en una crisis muy seria, la educación, la salud y desde luego la seguridad y un punto focal son sin duda los penales", señaló el arzobispo.

"Un penal de 5 mil, 2 mil 500 y 2 mil como sin los que aquí de la metrópoli, por supuesto que requieren de mayor personal".

Señaló que se necesita mayor personal en los centros penitenciarios para cubrir todas sus necesidades.

"Al ser tan numeroso es difícil que se atiendan. Todos los rubros que se necesitan, yo siempre he hecho un llamado a las autoridades para que apoyen a los directores (de los penales) que al menos lo que yo he visto externamente y cuando he visitado las cárceles, es que ellos están tratando de hacerlo bien, pero les superan las necesidades", concluyó.