SANDRA GONZÁLEZ
29 de marzo de 2017 / 07:10 p.m.

MONTERREY.- En alerta máxima se encuentran los penales de Nuevo León, tras dos días seguidos de disturbios en el penal de Cadereyta, donde cuatro reos murieron.

En esta ocasión, el vocero de Seguridad, Aldo Fasci se negó a declarar si tenían o no el control, pues la situación podría cambiar momento a momento por la pugna que tienen los grupos delincuenciales encarcelados.

"Estamos en alerta máxima, es el tercer día consecutivo que lo digo. El sistema penitenciario, estamos en alerta", dijo el funcionario estatal.

Este miércoles el secretario General de Gobierno, el de Seguridad, de Administración y el vocero se reunieron a fin de acordar estrategias para combatir el problema, que se agravó por la reciente detención de más de 200 delincuentes y su posterior encarcelamiento.

La próxima semana presentarán el análisis de: infraestructura, personal, protocolos, pugnas entre internos y sobrepoblación. 

"Son informes diversos, una parte la está llevando la Procuraduría y otra con información clasificada para tomar las decisiones respectivas, incluye el tema de infraestructura, financiero y todas las áreas pertinentes tienen que aportar para que haya decisiones de fondo", dijo Fasci.

Por el momento se descartan bajas en el gabinete de seguridad.

Se va evaluar todo, tampoco es de gustos que se vayan o se queden, la gente se evalúa por los resultados y los resultados se evalúan por las circunstancias. Además no hay donde conseguir la gente necesaria", dijo.

Fasci Zuazua sostuvo que los cuatro muertos, quienes pertenecían a un área donde están los reos despreciados por otros cárteles, ingirieron por decisión propia los fármacos y en su intoxicación, provocaron el incendio. En tanto la lista de lesionados quedó en 21.

"Nada más uno identificado, no presentan muestras de agresión. Estaban drogados, estaban tomados. Son muchos medicamentos para el área psiquiátrica. Los penales de mediana seguridad son muchas celdas abiertas y un patio central, los de las películas son de alta seguridad, necesitamos uno de esos", señaló.

El vocero descartó cateos y traslados por el momento.