LILIANA CAVAZOS
30 de marzo de 2018 / 06:05 p.m.

MONTERREY.- Este Viacrucis no es como los demás. A diferencia de otros que se celebran en la ciudad, aquí no hay opción: los feligreses caminan cuesta arriba entre las estrechas calles y callejones de la colorida colonia Independencia en el cerro de la Loma Larga.

Parten desde la parroquia de San Rogelio mártir de Cristo, en las calles Morelia y Nueva Independencia.

Este año, un carpintero de nombre Sergio Hernández fue elegido para representar a Cristo.

“Todos catalogan a la colonia que por que es zona muy conflictiva, pero hay gente que no somos así”, dijo Sergio Hernández.

El contingente de cerca de 500 personas avanza hacia arriba. Y tras un recorrido de 5 kilómetros, llegan a la cumbre.

“Mientras lo hagas con devoción, no porque me vea la gente ni por otras cosas es lo mismo si lo hago a nivel de suelo o en altura como ahorita, mientras tu tomes tu papel y te prepares bien”, mencionó.

La vista es asombrosa. A este Viacrucis cuyo escenario no fue fácil de alcanzar, le acompaña una postal espectacular. Tres cruces rodeadas de cerros y montañas, como el de La Silla y la Sierra Madre Oriental.


dat