MAYTE VILLASANA
28 de junio de 2016 / 06:14 a.m.

Monterrey.- Graciela Ríos Cortés, de 30 años, sufrió un accidente automovilístico hace 6 meses que la dejó inmóvil. La mayor parte del día la pasa recostada sobre una cama y para las necesidades más básicas se levanta con apoyo de una silla de ruedas.

"Me pusieron un clavo en la pierna porque me quebré la tibia y el peroné en cinco pedazos. Me cosieron casi toda la pierna, tengo fractura en el brazo, me abrí la ceja con una lámina, en los brazos muchas cicatrices, tuve varias fracturas y golpes", narra Graciela en entrevista mientras soporta el dolor físico desde una mecedora.

A ella le fue insertado un clavo en el pie derecho durante su primera operación, pero ahora requiere que se lo retiren y le coloquen una placa en el brazo izquierdo que tiene fracturado; dichas intervenciones quirúrgicas tienen un costo de 43 mil pesos en el Hospital Universitario.

Es madre de dos niños de 4 y 11 años y habita en la vivienda de una vecina con hipertensión. Se trata de Irma Álvarez, madre de la mujer embarazada que murió en el ataque al Casino Royale.

Apoyo casino Royale
A Graciela le fue insertado un clavo en el pie derecho en su primera operación, pero ahora requiere que se lo retiren | MAYTE VILLASANA

"Rentaba un cuartito, pero como ya no lo puedo pagar la señora Irma me ayudó, me dijo que me viniera aquí a vivir mientras salía adelanta y ella es la que me está apoyando ahorita", menciona la mujer.

Pero la señora Irma ve en Graciela una hija, por lo que diariamente prepara guisos y vende tacos en un remolque estacionado afuera de su casa, sin embargo las ventas solo ayudan para pagar los servicios básicos.

"Es mi hija la embarazada que murió en el Royale y pues yo a ella (Graciela) le doy la mano para ayudarla, para que salga adelante con sus hijos. Recibí una indemnización, pero tuve que pagar lo que debía y me quedé sin nada (…) Yo perdí a mi hija y cómo la voy a perder a ella", narra la mujer entre lágrimas mientras apunta a la mecedora en la que se encuentra Graciela.

La única ayuda que Irma recibe son dos despensas que le otorga el DIF estatal, sin embargo no son suficientes para ella, su nieto y la madre soltera a la que le da alojamiento.

"Cada mes me dan las despensas, antes me daban más y me las traían, pero ahorita ya no me las pueden traer, no me las traen desde que entró el nuevo gobierno, pero a veces se me hace muy pesado porque me caí y tengo lastimada porque tuve un accidente y estoy un poquito imposibilitada, pero así me voy".

Apoyo casino Royale3
La hija de Irma Álvarez es madre de la mujer embarazada que murió en el ataque al Casino Royale | MAYTE VILLASANA

La señora Irma cuida de un nieto de 15 años que está por graduarse de la secundaria, hijo de Irma, quien murió en el ataque a la casa de apuestas el pasado el 25 de agosto en 2011, pero aunque desea pagar su graduación, ésta podría no ocurrir, debido a que no cuenta con los recursos para que el adolescente acuda a la fiesta.

"Quisiera que me ayudaran a surtir mi remolque con frituras, aunque sea. Yo en ese vendo tacos, pero que me ayudaran con dulces o tostadas para vender en la colonia y yo poder salir adelante, que me ayuden en algún programa de víctimas, que no nos dejen desamparados", solicita la madre de familia.

Quienes deseen apoyar a esta madres solteras pueden comunicarse al teléfono 811-7856113, ambas comparten la esperanza de poder salir adelante mientras habitan la casa 914 de la colonia La Alianza Monterrey, en el Barrio Oaxaca, en el municipio de Escobedo.