AGUSTÍN MARTÍNEZ
24 de marzo de 2017 / 10:13 p.m.

APODACA.- Enrique trató en todo momento de salvar a su amigo David. Desafortunadamente no pudo, y hoy sus palabras resuenan en la mente de todos sus seres queridos.

Es el caso lamentable en el que un adolescente de 16 años de edad se ahogó en un estanque en el municipio de Apodaca, la tarde del pasado jueves.

Las muestras de duelo y de tristeza, así como las condolencias para los deudos, no se hicieron esperar desde aquella noche a través de las redes sociales.

Enrique Sánchez Álvarez, de 19 años, expresó su tristeza al ver morir a su amigo, y no poder hacer nada, a pesar de que lo intentó aun a costa de su propia vida.

“Papi Diosito y tú saben que hice lo posible por salvarte la vida. Eras soldado en la vida y ahora eres un angelote. Diosito te abre las puertas del cielo”, publicó Enrique en su perfil de Facebook.

Se ahoga menor en acequia de Apodaca
FOTO: ESPECIAL

Recalcó que estuvo a punto de fallecer en el intento por sacarlo del agua. Los momentos de impotencia y desesperación, al margen del dolor y la tristeza.

“Perdón por no poder salvarte, pero ya me andaba ahogando también yo. (…) Siempre en nuestros corazones. Yo siempre voy a estar para tu familia”, expresó.

Otras amistades de David Jesús mostraron su dolor ante la irreparable pérdida, pues nunca más volverán a verlo, sonriente y feliz, como siempre, en la colonia Santa Isabel, donde habitaba, en la zona de Metroplex.

“No me cae el veinte aún que te nos hayas adelantado tan rápido. Fuiste una gran persona. No entiendo por qué, habiendo tanta gente mala, que ni siquiera merece estar en este mundo, no se va”, posteó una joven.

David Jesús Ledezma Reyes, de tan sólo 16 años, perdió la vida al ahogarse en un estanque que se forma al final de una acequia, en una propiedad privada del municipio de Apodaca.

El sitio se localiza en una zona conocida como Rancho Los Ébanos, a pocos metros de la calle N-7, entre las colonias Santa Isabel y Metroplex.

Como en otras ocasiones, los dos amigos acudieron la tarde del jueves al estanque que forma por medio de una acequia, y cuya profundidad alcanza los tres metros.

En una primera ocasión la víctima se lanzó al agua y salió sin mayor problema, pero una segunda vez, momentos más tarde, ya no regresó a la superficie.

Su acompañante comenzó a buscarlo, pero al no tener resultados decidió ir en busca de ayuda, arribando momentos después varios elementos de Protección Civil local, quienes encontraron al adolescente en el fondo del arroyo.