18 de agosto de 2014 / 12:13 p.m.

Monterrey.- El ataque de dos perros rottweiler a dos menores, donde una de ellas perdió la vida, no fue propiamente culpa del animal sino de la educación y el trato hacia el.

Omar Gamez Garza, miembro del Colegio de Médicos Veterinarios en Pequeñas Especies de Nuevo León, señaló que esta raza de perros, si bien es utilizado principalmente en el ramo de la seguridad, su uso es diverso, y por ende su adiestramiento y educación.

"La raza rottweiler tiene la función de seguridad, es un animal de temperamento estable, es un animal tranquilo, el problema es cuando no tiene el entrenamiento adecuado, esto quiere decir cuando son sometidos al maltrato, cuando no son sociabilizados, que no tienen este tipo de condiciones como cualquier otra raza se pudiera convertir en un problema", comentó el veterinario.

Para evitar ataques como el ocurrido en el municipio de Lampazos se deben seguir dos fáciles y sencillas recomendaciones, aunque son algunas de las que pocos siguen.

"Ejercicio y sociabilización, que convivan con otros animales, con otras personas desde pequeño para que cuando estén en su entorno y no reaccionen con agresividad y no reaccionen con miedo", recomendó Gamez Garza para evitar que sean agresivos.

Precisamente, por ello explicó que no debe satanizarse la raza rottweiler, pues se comporta sólo como ha sido educado.

"Cualquier perro tiene la capacidad de ser sociable, depende mucho de los primeros meses de vida del trato que haya tenido, de cómo va a responder en su entorno como un perro cualquiera, ya sea raza grande o raza pequeña porque pueden responder huyendo o atacando", mencionó el veterinario.

FOTO: Carlos Rangel

ISRAEL SANTACRUZ