MARCELA PERALES
26 de diciembre de 2016 / 04:22 p.m.

MONTERREY.- La armadora Kia Motors, que representa una inversión sin precedentes para Nuevo León, fue uno de los casos que más polémica causó a nivel nacional y local este 2016.

En enero, tras la polémica que se hizo durante la transición de Gobierno sobre presuntos apoyos fuera de ley a la armadora coreana y ya con una nueva administración estatal, la empresa consideró la opción de retirarse de la entidad para llevar sus servicios a otros lugares, esto, después de no lograr clarificar su situación.

Para marzo la Secretaría de Economía y Trabajo en Nuevo León informó que se mantenían las negociaciones para un nuevo contrato que reemplazaría al firmado con la pasada administración.

El Gobernador del Estado Jaime Rodríguez Calderón mantuvo su postura de reemplazar el convenio anterior, argumentando costos y beneficios excesivos, además subestimó, en ese entonces, la generación de empleos de KIA señalando que las empresas locales generaban más ingreso que las extranjeras.

El conflicto llegó a nivel federal.

En mayo y durante una visita a la Entidad, el Secretario de Economía, Idelfonso Guajardo Villarreal, exhortó al Gobierno Estatal a no minimizar el caso, ya que otras empresas comenzaban a desconfiar de la inversión en Nuevo León.

"Yo espero que con ese take off, con ese empiezo saludable haya las condiciones de ambas partes para que se llegue a un acuerdo, por el bien de Nuevo León, por el bien de México y por el bien de Kia. Mi recomendación es no menospreciar lo que hoy pasa, varias empresas de auto partes han decidido establecerse en Coahuila precisamente porque piensan y consideran que mientras este tema no se resuelva no hay un tema de confianza para un futuro", dijo el Secretario de Economía, Idelfonso Guajardo.

Pese a todo, luego de un año y siete meses de iniciar la construcción de sus instalaciones en Pesquería, el 16 de mayo, Kia Motors México arrancó formalmente la producción de vehículos.

Dicho evento estuvo presidido por el titular de Sedec, Fernando Turner, el alcalde de Pesquería, Miguel Ángel Lozano, y el presidente de Kia Motors México, Seong Bae-Kim.

El primer modelo de producción de la armadora fue el Kia Forte, con 100 mil unidades programadas para el 2016.

Durante los meses de junio, julio y agosto, las negociaciones continuaban.

El 7 de septiembre la armadora surcoreana inauguró de manera oficial su planta en Pesquería con una inversión de 3 mil millones de dólares.

Durante el evento, Jaime Rodríguez Calderón agradeció a KIA su voluntad de permanecer en Nuevo León.

“Y nos da mucho gusto que KIA nos haya entendido, nos haya comprendido y lo debo decir públicamente, su generosidad fue grandiosa para el pueblo de Nuevo León", indicó el Gobernador de Nuevo León.

En el acto, el Alcalde de Pesquería aprovechó para reclamar que su municipio no recibe los mismos recursos de participaciones federales.

Explicó que pese a recibir 40 por ciento de inversión extranjera, la de Kia está desarticulada por las condiciones de inseguridad que todavía prevalece en el municipio.

Tras meses de negociaciones, fue hasta el 25 de octubre cuando el Gobierno del Estado firmó el nuevo convenio con la compañía surcoreana.

La renegociación tuvo la finalidad de reducir los beneficios que se le otorgaron a la armadora cuando se instaló en el municipio de Pesquería.

En ese mes, Jaime Rodríguez Calderón refirió que con la reducción se generaría un ahorro de 7 mil millones de pesos.

El 10 de noviembre el Ejecutivo Estatal publicó el nuevo contrato con Kia Motors, el cual tendrá una reducción del 95 por ciento del total del pago del Impuesto Sobre Nómina por un periodo de cinco años, a diferencia del 100 por ciento de exención por 20 años que estaba estipulado en el anterior contrato.

Detalles:

- Reducción del 95% ISN (por 5 años).
- Gobierno del Estado pagará el saldo excedente en SAYDM.
- Generación de 2,177 empleos
.

Se detalló que el Gobierno de Nuevo León pagará el saldo que resulte como excedente de la cantidad de 15 millones de pesos en los servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.

Con esto, Kia se comprometió a generar un mínimo de 2 mil 177 empleos durante el periodo comprendido entre el 27 de agosto del 2014 y 31 de diciembre de 2016

La polémica no terminó ahí.

En diciembre se dio a conocer que el Gobierno de Nuevo León otorgó por asignación directa el contrato de renegociación de Kia Motors al Despacho Canales Davila SA, cuyo representante es Bernardo Canales Fausti, sobrino del Sub Procurador Anticorrupción, Ernesto Canales.

La situación fue calificada por diputados locales como un conflicto de interés.

"Simplemente recordaría aquella frase célebre del Gobernador que dijo que se le iba a acabar la fiesta a los bandidos. Yo creo que simplemente cambiaron de bandidos y el Gobierno tiene sus propios bandidos a los cuales tienen igual, favoritismos, amiguismos, compadrazgo, nepotismo. Creo que debe actuar inmediatamente el Gobernador, darle un manotazo y darle fin a este tema. Yo incluso creo que el Sub Procurador Ernesto Canales ya por dignidad debiera irse a su casa, que aproveche diciembre, que se vaya a su casa y que deje de hacerle daño al Estado de Nuevo León. No ha podido atrapar absolutamente a nadie, todos se le han ido", señaló el Coordinador de los diputados del PAN, Arturo Salinas Garza.

Después de estas declaraciones, Ernesto Canales dijo que desconocía que el Estado había contratado el despacho de su sobrino y aseguró que siempre han trabajado de manera separada, descartando así, un conflicto de intereses.