22 de octubre de 2014 / 02:24 a.m.

Monterrey.- Pese a que Metrorrey tiene una pérdida de alrededor de 100 millones de pesos por no ajustar las tarifas en 10 años, el gobernador Rodrigo Medina aseguró que no se retirará el apoyo a las familias nuevoleonesas.

La congelación del costo de boleto, el gasto de mantenimiento y operación dieron un balance negativo a las finanzas de la dependencia en 2013, según concluyó el Consejo del Sistema Metropolitano de Monterrey que se encarga de las líneas 1 y 2 del metro.

Sin embargo, estos gastos fueron tomados como un apoyo para las familias o como un déficit, pero reiteró que las acciones sociales no serán coartadas.

"Se puede ver de dos maneras, se puede ver como un déficit del sistema o un ahorro para las familias, lo que el Gobierno del Estado está haciendo con esto es ahorrarle a las familias ese recurso que es importante para que puedan transitar sobre todo en un día tan importante de convivencia.

"Ha tenido un gran éxito, muchos sistemas están en estas condiciones precisamente porque es importante, insisto, que la vocación del Gobierno tenga también un sentido social y apoye a la economía de las familias y eso es lo que está haciendo mi gobierno", dijo.

El mandatario reconoció que este problema no es nuevo, sin embargo, la tesorería ya está analizando acciones para hacerle frente.

"Es un tema que trabaja la Tesorería del Estado junto con el sistema Metrorrey, no es algo nuevo, es algo que tiene ya muchos años, sexenios diría yo, el sistema Metro tiene ya muchos años con un subsidio por parte del Gobierno del Estado, e insisto, es un gasto o una inversión que hace el Gobierno para el beneficio de las familias".

Las tarifas del Metro son las únicas que no han sufrido cambios en 10 años y se mantienen en 4.50 pesos.

FOTO: Archivo

SANDRA GONZÁLEZ