28 de diciembre de 2014 / 02:52 p.m.

Juárez.- El regalo prometido de un camellón central en la Carretera a Reynosa, a la altura de la colonia San Antonio, en el municipio de Juárez aún no llega.

Los habitantes de la zona han visto morir a vecinos de manera trágica; entre atropellos y aparatosos accidentes no hay ninguna solución.

El pasado 5 de diciembre, después de que una mujer murió atropellada y su esposo quedó gravemente herido, los colonos bloquearon la vialidad para exigir una solución, y el alcalde Rodolfo Ambriz se comprometió a resolver el problema vial y de seguridad, pero hasta la fecha sólo han colocado a agentes de tránsito.

Personas de la tercera edad, jóvenes niños, todos -a diferentes horas del día- deben pasar por ese peligroso cruce para realizar sus actividades.

El lugar ya tiene iluminación, pero el problema de fondo sigue esperando alguna alternativa.

FOTO: Guadalupe Sánchez

SANDRA GONZÁLEZ