17 de septiembre de 2014 / 01:56 p.m.

China, Nuevo León.- Aurelio Rojas, originario del municipio de Juárez, posa con sus cinco bagres que pescó en la presa El Cuchillo, la cual dijo se encuentra libre de hidrocarburo.

Con ello, dijo, se desmentiría la supuesta amenaza de contaminación por crudo en el embalse del municipio de China.

En un recorrido realizado por la zona donde se ubica el Parque Estatal El Cuchillo, no hay indicios de aceite en las orillas del mismo o peces muertos, contrario a lo que explicaron los pobladores del ejido Concepción, en Cadereyta tras las lluvias recientes.

Familias, pescadores y pequeños realizaban labores de pesca o se bañaban en la presa, luego de confirmar que no había aceite y que los pescados estaban limpios.

"Están muy sanos, abajo está un bagrecito, y muy sanos y limpios, y esperemos que no llegue (el hidrocarburo) a la presa; nosotros nos salimos en la madrugada y estaba lloviendo para allá, avanzamos un tramo y dejó de llover.

"Ya había venido antes (del derrame), el nivel está normal, yo pensé que iba a estar más arriba por las lluvias, escuché que lo que es La Boca y Cerro Prieto iban a abrir las compuertas", dijo Rojas, procedente del municipio de Juárez.

El pescador acompañado por otro familiar del municipio de Apodaca señaló que minutos antes, elementos de Protección Civil acudieron para tomar muestras del agua y realizar una inspección de las orillas del embalse.

"Anduvimos de aquel lado desde la madrugada y se ve bien, no hay nada aceitoso o que estén muertos los peces en la orilla.

"Ahorita vinieron los de Protección Civil y yo creo que vinieron a tomar muestra, traían un tambo y un garrafón y yo creo que para revisar cuáles eran (las condiciones del agua), de hecho, acaban de irse, anduvieron toda esta orilla checando si no había animales muertos y tomaron muestras de agua", comentó el visitante.

Otros de los pasantes, quienes acudían desde el municipio de Guadalupe, destacaron que el agua estaba limpia y que no tenía aceite.

"No se ve sucia, no hay manchas, está limpia, no se ve nada, aquí mi esposo también ya pescó... por cierto aquí vinieron los de Protección Civil, estuvieron un ratito y se llevaron un garrafón de agua", enfatizó una joven originaria de Guadalupe, quien estaba pescando junto con su esposo y madre.

A simple vista, la orilla del embalse lucía limpia y la maleza y árboles de los alrededores dentro del agua estaban libres de cualquier contaminante.

Durante el recorrido se pudo apreciar a varias familias que aprovecharon el asueto para pasear en la presa y pescar.

FOTO: Roberto Alanís

EDUARDO MENDIETA / MILENIO DIGITAL