REDACCIÓN
7 de abril de 2017 / 06:52 p.m.

MONTERREY.- La Procuraduría de Justicia presentó la acusación formal en contra de los primeros 10 vinculados a proceso por los daños que ocasionaron, el pasado 5 de enero, a los vitrales y puertas del Palacio de Gobierno.

Tras formalizar la acusación, el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso, entregó el pliego de pruebas que pretende desahogar para confirmar que los imputados incurrieron en los delitos de desorden público, conspiración y agrupación delictuosa.

Los probables responsables de esos ilícitos son: Brayan Eduardo S., Julio César D., Ángel Eliud R., Iván Noé Z. y Adrián Ricardo M.

Así como de Joel Eligio C., José Luis C., María Andrea de Todos los Ángeles R., Cenit Villalba C. e Itzel C.

Con esas pruebas, el representante social pretende sostener que los imputados Julio César D., Itzel C. y María Andrea también son probables culpables del delito de lesiones calificadas por las heridas que les casaron a dos elementos de Fuerza Civil que trataron de impedir que causaran los daños al ‘Palacio de Cantera’.

Todos ellos fueron detenidos el pasado 5 de enero, durante la trifulca que protagonizaron, durante una protesta por las alzas a los precios de las gasolinas.

Horas después de su detención y al quedar vinculados a procedimiento judicial, los 10 presuntos delincuentes fueron trasladados al penal del Topo Chico.

La mayoría de ellos ha tratado con ayuda de sus respectivos defensores modificar la medida cautelar de prisión preventiva que les impuso la juez de control Bertha Yadira Baca Sauceda, pero, presuntamente, hasta la fecha, ninguno de ellos ha logrado abandonar el reclusorio, principalmente, por el cuantioso monto que tendrá la reparación de los vitrales que dañaron.

Ahora, el agente del Ministerio Público y los representantes de cada uno de los imputados esperan que el personal del área de programe la audiencia intermedia para que se desahogue y el caso pase a juicio final.