SANDRA GONZÁLEZ
13 de agosto de 2015 / 07:18 a.m.

Monterrey.- Tras la explosión de un gasoducto de Pemex en García, que causó la muerte de cuatro personas, la investigación respecto al accidente será responsabilidad de las autoridades federales.

El procurador de Justicia en Nuevo León, Javier Flores Saldívar, indicó que al tratarse de la Comisión Federal de Electricidad y de Pemex, el caso le corresponde a la Procuraduría General de la República (PGR), pero la PGJNL colaborará en la integración del expediente.

Las primeras indagatorias han establecen que la empresa Sepisa fue contratada por una de las paraestatales para realizar trabajos de construcción relacionados con los ductos de Pemex, informó el funcionario.

"Los informes previos que tenemos es que estaban haciendo unas perforaciones ahí y hubo una explosión con dos máquinas retroexcavadoras, y sucedió el fallecimiento de esas cuatro personas (...), por el estado de quemaduras que presentan no es posible todavía sacar la identidad de ellos, tenemos de dos de ellos por testimonios de quién se trataba, pero las otras dos personas se refiere que eran trabajadores nuevos de la empresa", señaló.

Tras confirmar que fueron cuatro los fallecidos y no cinco, como se informó en un principio, el procurador dijo que dos de ellos apenas se habían sumado a ese equipo de trabajo cuando ocurrió el accidente.

Se descartó por completo que la explosión se haya derivado de la ordeña a los ductos de Pemex.

Debido al estado en que terminaron los cuerpos, el proceso de identificación podría demorar, aunque los familiares ya ubicaron a las víctimas.