CÉSAR cUBERO
29 de marzo de 2016 / 03:58 p.m.

Monterrey.- En opinión de Jesús González Ramírez, integrante de Alianza Cívica por Nuevo León, el Partido Acción Nacional es el que está propiciando que en el Congreso no se apruebe, por temor a compartir el poder, la Ley de Participación Ciudadana, por lo que les pidió no ser obstáculo para la realización de la misma.

Aunque señala que ahora ponen sobre la mesa temas que ya estaban acordados, como las asambleas ciudadanas y el Presupuesto Participativo, la situación se debe centrar en construir y no en boicotear.

"Realmente no hay un motivo para que no se vote, sabemos desde las organizaciones sociales que estamos en el impulso de la ley, que de nueva cuenta el PAN es quien está tratando de boicotear los trabajos.

"Al igual que fue en diciembre, pero ahora sacando nuevos pretextos y está tratando de estorbar los trabajos", sentenció González Ramírez.

Desde su punto de vista, la Ley de Participación Ciudadana no sale adelante porque los diputados no han entendido los cambios en la entidad.

"Es para no darle más poder a la gente, es lo mismo de siempre, es que ellos no se dan cuenta, o no les ha caído el veinte, que Nuevo León ya no es el mismo de antes, que ha cambiado a raíz de la violencia, la corrupción, etcétera, y ellos piensan que pueden seguir manteniendo el poder como antes, y no quieren compartir el poder, ese es el problema", precisó.

Por ello, lanzó un llamado a los diputados del PAN a que se vote esta misma semana la iniciativa.

"Principalmente al PAN, que ya no sea el obstáculo, que se ponga a construir, para que en esta misma semana la iniciativa del decreto 67 pueda ser votada en Comisiones", indicó.

En caso de no aprobar la ley por los obstáculos que se le pongan a la misma, el activista afirma que se violarían los derechos humanos de los ciudadanos de Nuevo León.

"Las emergencias sociales que vivió el Estado en estos últimos años, y que aún vive, han hecho que poco a poco más gente salga a protestar y a ejercer sus derechos y en este sentido, los derechos políticos son los que menos usa la gente.

"Y esta Ley de Participación lo que hace es ampliar los derechos políticos en base a lo que hemos peleado desde 2013, de que los derechos políticos están confirmados como derechos humanos, por lo tanto si el Congreso no aprueba esta ley, estaría violando los derechos humanos", puntualizó Jesús González Ramírez.