13 de agosto de 2014 / 11:56 a.m.

Monterrey.- La vialidad en Apodaca se convertirá en un caos total, pues no tiene capacidad para recibir los nuevos habitantes de 32 mil viviendas autorizadas en los municipios de Zuazua y Pesquería que, por estar en los límites con el municipio, necesariamente utilizarán avenidas y servicios apodaquenses.

"Es tiempo de cambiar las leyes de Desarrollo Urbano", clamó el alcalde Raymundo Flores Elizondo, pues se autorizan fraccionamientos sin pensar que afectan a municipios que no los albergan.

"Es inexplicable que autoricen 16 mil viviendas en un municipio donde hay 10 mil viviendas abandonadas", indicó Flores Elizondo.

Igual pasa en Pesquería, donde se autorizó una cantidad similar justo en los límites con Apodaca.

Esas 16 mil viviendas por municipio se pueden convertir en 60 mil personas, es decir, 120 mil que necesariamente irán a Apodaca, utilizaran sus vialidades, hospitales, servicios. Sin pagar impuestos para Apodaca.

Esto lo han platicado con el secretario de Desarrollo Sustentable del Estado, Fernando Gutierrez Moreno, a quien le han planteado la conveniencia de modificar los esquemas legales para que los municipios afectados tengan voz y voto al momento de autorizarse fraccionamientos.

El alcalde apodaquense consideró que es tiempo de analizar la ley y en esto deben intervenir Estado y municipios para lograr acuerdos acordes a las nuevas realidades.

FOTO: Archivo

FRANCISCO ZÚÑIGA