ORLANDO MALDONADO
21 de mayo de 2017 / 02:46 p.m.

MONTERREY.- El secuestro de un menor, la muerte de dos policías municipales de San Pedro a manos de desconocidos y el asesinato de un periodista en Sinaloa, son motivo para que las autoridades locales y nacionales se esfuercen más en el tema de la seguridad, así lo consideró Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey.

El prelado aseguró que ante este tipo de acontecimientos, la violencia está llegando a instancias de años pasados en donde la violencia agobiaba la estabilidad de las familias.

Asimismo resaltó que los hechos violentos desequilibran el caminar de las familias y genera un impacto negativo en sus vidas.

"Debemos redoblar los esfuerzos para hacer que este objetivo en común se cumpla al 100 por ciento, es preocupante escuchar cómo se están volviendo a presentar en diferentes lugares de nuestro estado, situaciones que nos hacen recordar lo de años pasados en donde la violencia angustiaba la vida de las familias.

"Los recientes acontecimientos en los que se ha privado de la libertad a un menor y en el que han perdido la vida servidores públicos son una muestra, entre muchos otros casos, de que se deben aumentar los esfuerzos de las autoridades para erradicar estos tipos de acciones que desequilibran el caminar cotidiano de los ciudadanos", dijo.

Por tal motivo, Monseñor anunció la creación de una marcha por la paz que se estará realizando en la Iglesia La Purísima para terminarla en el Asta Bandera de la Macroplaza el próximo domingo 28 de mayo y tendrá la finalidad de hacer conciencia en la ciudadanía para evitar malos comportamientos y conductas inadecuadas.

"Deseo invitar a la comunidad en general a participar en la octava marcha ´Peregrinación por la Paz´ el próximo domingo 28 de mayo, este año tendremos como lema ´Irradiando La Paz, la familia somos todos´, esta actividad tiene como finalidad manifestar el gran deseo de paz", refirió.